Reflexiones

Sabiduría para tiempos complejos

Utilizando la investigación de la psicología positiva, sé y comparto con ustedes, que como seres humanos tenemos una gran capacidad de adaptación

Escuchaba una entrevista esta mañana sobre cómo lidiar con estos tiempos complejos.

Pienso, luego de escucharla, que queremos o buscamos con frecuencia, una pastilla mágica que se lleve la ansiedad, el sufrimiento, los temores, la incertidumbre, el cambio, el cansancio, el cinismo, el sentido de soledad, miedo y otros sentimientos desagradables prevalentes en estos tiempos.

No hay tal pastilla: pero los seres humanos buscamos soluciones mágicas a problemas complejos.  Lo hacemos, porque queremos alivio inmediato a lo que es muy enredado para lidiar nosotros solos con los recursos que tenemos.

Les daré aquí algunas reflexiones, o enseñanzas para vivir mejor hoy, indistintamente de las circunstancias.

Utilizando la investigación de la psicología positiva, sé y comparto con ustedes, que como seres humanos tenemos una gran capacidad de adaptación.

¿Sabían ustedes que quien se gana la lotería y quien queda parapléjico, en general, vuelve en poco tiempo a los mismos niveles de felicidad anteriores a ganarse la lotería o a perder la capacidad de caminar de por vida?

Pasado

- ¿Recuerda ahora que pensó y sintió cuando inició la pandemia?

- ¿Qué aprende de sus pensamientos y emociones en ese momento?

- ¿Qué tan adaptado está hoy a vivir así?

Presente

- ¿Cuándo fue la última vez que estuvo usted con usted?

- ¿Con qué frecuencia se conecta con su yo interior?

- ¿Qué le duele?

- ¿Dónde radica eso que le molesta?

- ¿Qué puede hacer para mejorarlo?

Perspectiva a futuro

Todos morimos un poquito diariamente, nuestro recurso más escaso, es el tiempo, como lo invirtamos, con quien y la calidad de nuestros momentos diarios, puede cambiar muchísimo, si aprendemos a hacer mini pausas diarias, para ganar perspectiva.

Pausas para agradecer lo que tenemos aquí y ahora, la vida misma es un regalo y un milagro.

Hay muchas personas pasándola mal, sin trabajo, con muchas congojas financieras, sin embargo, aún ante las dificultades más grandes tenemos la libertad de decidir cómo responder, cómo reaccionar, nadie nos puede quitar esa libertad, ni la capacidad de agradecer lo que, sí tenemos, lo que sí podemos hacer.

En esa elección consciente de respuesta ante nuestras circunstancias, radica las posibilidades de éxito de sobrevivir la adversidad, pero también para vivir una buena vida.

Busque un compañero para agradecer todos los días, como disciplina tres elementos de su vida por lo que tiene agradecimiento, todos los días mándele a esa persona tres cosas por las que está agradecido.

Y a la vez, solicite a ese compañero, que le cuente a usted que agradece en el día a día.  El compañero nos da disciplina, nos permite mantener el hábito, el agradecimiento nos da perspectiva.

Si quiere llevar el ejercicio a otro nivel, escriba una carta a esa persona que ha hecho una diferencia en su vida y léasela, si la persona ya no existe, escríbala igual, ponga una silla y puede hablarle a esa persona mirando esa silla, como si estuviera allí.  Luego, piense lo que esa persona le respondería si estuviera.

Estos pequeños hábitos: pausar, agradecer, buscar compañía para compartir lo bueno del día, tomarse el tiempo para generar relaciones profundas, entender lo que no está bien y cómo lidiar con lo mismo, no es una solución mágica, pero nos da perspectiva para lidiar con el día a día con sabiduría. 

Lo anterior, no lo digo yo, sino los expertos en psicología positiva que estudian a las personas que tienen vidas más felices, no por sus circunstancias, sino por sus decisiones y hábitos de vida.

Ligia Olvera

Ligia Olvera

Ligia Olvera, autora del blog "Reflexiones" de El Financiero, es excecutive coach, conferencista internacional y autora.