Economía y Política

Caso Diamante evapora ventaja de Figueres y alimenta las filas de los indecisos

Solo Saborío, Villalta y Chaves tuvieron aumentos en la intención de voto, según la más reciente encuesta del CIEP-UCR

Los casos de presunta corrupción relacionados con el caso Diamante tuvieron repercusiones en la intención de voto de cara a las elecciones del 2022, pues provocó el aumento de los indecisos y redujo la ventaja de José María Figueres, del Partido Liberación Nacional (PLN). Lineth Saborío, candidata del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) se mantiene en segundo lugar y tuvo un crecimiento marginal.

Esa es una de las conclusiones que se desprenden de la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica.

En la Operación Diamante, destapada el 15 de noviembre, se investiga a seis alcaldes por presunta corrupción en obras públicas en conjunto con la empresa MECO, cuatro de ellos pertenecen al PLN.

El proceso de recolección de información para esta encuesta del CIEP se ejecutó entre el 17 y el 19 de noviembre, pocos días después de los allanamientos y detenciones realizadas por el Organismo de Investigación Judicial en torno al más reciente escándalo de corrupción relacionada con obras públicas.

La intención de voto por Figueres se redujo del 19% en octubre al 13% en esta medición, lo cual lo coloca en empate técnico con la socialcristiana Saborío, quien reportó 10%, un aumento de dos puntos porcentuales.

Por otra parte, el porcentaje de personas indecisas subió al 53%, mismo nivel de agosto, pues en octubre se había reducido al 48%.

“Los recientes escándalos políticos han alterado la opinión pública. Los cambios más significativos se aprecian en las preferencias de la ciudadanía hacia partidos y candidaturas, más no se reportan cambios en la disposición a votar”, indica el estudio del CIEP.

En crecimiento

Contrario a la tendencia de Figueres, tres candidatos registraron un tímido crecimiento en la intención de voto este mes.

Estos son Saborío, del PUSC, quien se encuentra en el segundo lugar. También creció José María Villalta, del Frente Amplio, quien pasó del 4% al 6%. Y el exministro de Hacienda Rodrigo Chaves, del Partido Progreso Social Democrático (PSD), quien aumentó del 3% al 4%.

Por otra parte, el candidato oficialista Welmer Ramos viene en caída y en esta última medición reprenta solo un 1% de la intención de voto, mientras que en agosto tenía un apoyo del 4%.

También bajó el respaldo a Fabricio Alvarado, del 5% al 4%.

El CIEP llamó la atención sobre la alta fragmentación de las preferencias del electorado, pues solo tres candidatos superan el 5% de intención de voto, mientras 21 candidaturas están por debajo del margen de error.

El panorama electoral pinta un electorado dividido y aún más de la mitad de indecisos. El camino para alcanzar ese 40% mínimo para ganar en primera ronda se pone cuesta arriba.

“A estas alturas de la competición, la meta de alcanzar el 40% de los votos en febrero del 2022, y con ello evitar una segunda ronda, sigue siendo poco probable”, se lee en el documento.

Francisco Ruiz León

Francisco Ruiz León

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo por la Universidad de Costa Rica.