Economía y Política

¿Quiere vivir cerca de donde estudian sus hijos? Cinco cantones concentran la mayor oferta de colegios privados

Datos del MEP muestran que 55 cantones de Costa Rica tienen presencia de centros privados de educación secundaria, pero solo unos pocos tienen 10 o más instituciones a la mano

Un grupo de cinco cantones, todos del Gran Área Metropolitana (GAM), concentra un tercio de las instituciones privadas de educación secundaria de Costa Rica. EF analizó los datos de matrícula entre los años 2015 y 2021 suministrados por el Ministerio de Educación Pública (MEP), como ente rector, con el fin de conocer el comportamiento de la oferta de colegios privados en el país.

La lista la encabezan los cantones de San José, que cuenta con 25 colegios privados; Alajuela con 15 instituciones y Escazú con 12 centros. Estas tres ubicaciones son las que tienen la mayor oferta de instituciones disponibles en este rubro para quienes vivir cerca de donde estudian sus hijos es un aspecto relevante.

Las primeras cinco posiciones las completan los municipios de Cartago y Santa Ana, que poseen 11 colegios privados cada uno.

Entre los cinco cantones suman en total 74 instituciones, lo cual representa un 31% de los 239 colegios privados que el MEP registra para este año en todo el territorio nacional.

El cantón ubicado fuera del GAM con más colegios privados es Puntarenas, que tiene ocho centros educativos de esta categoría, por debajo de Curridabat (con nueve) y encima de La Unión, San Carlos o Montes de Oca (siete cada uno).

Al verlo por provincias, Heredia es la única en la que todos sus cantones cuentan con, al menos, una institución secundaria privada. Destaca Santo Domingo, el cual tiene ocho colegios.

En las provincias de Cartago y Alajuela solo la mitad de sus municipios tienen presencia de este tipo de colegios. En Guanacaste, el cantón con más centros privados es Santa Cruz, con seis instituciones. En Limón es el cantón central el que sobresale con cinco instituciones.

Algunos de los cantones con mayor número de colegios privados en sus territorios son también algunos de los más poblados.

Según el último Censo Nacional de Población y Vivienda del año 2011, San José y Alajuela son los cantones más habitados del país, con 288.000 y 254.000 personas, respectivamente.

Sin embargo, esto no se cumple como regla general pues Desamparados, el tercer municipio más poblado con 208.000 habitantes, cuenta con solo un colegio privado en sus 118 km². Tampoco sobresale Pérez Zeledón, cantón que tiene tres colegios privados, aunque supera los 134.000 habitantes y está también entre los más poblados y extensos del país.

Por el contrario, en las primeras posiciones aparecen cantones como Escazú, Santa Ana o Moravia, que presentan condiciones socioeconómicas más favorables, a pesar de que tienen poblaciones más reducidas.

Estos cantones se encuentran entre los 10 con mayor desarrollo humano del país, según el Atlas de Desarrollo Humano Cantonal 2020 elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR). El desarrollo humano cantonal lo lideran Santa Ana y Escazú, mientras que Moravia ocupa la octava posición.

También existe una relación con respecto a los años promedio de educación. Escazú es el cantón con la población que más años ha estudiado, un promedio de 11,9. En Santa Ana ese número es de 10,9 y en Moravia de 10,8.

Curridabat y Montes de Oca están por encima también de los 11 años promedio de educación y también poseen más colegios privados que otros cantones más poblados.

Más específicamente, Escazú y Santa Ana encabezan el ranking cantonal cuando se filtra por el ingreso, medido a través del consumo eléctrico per cápita.

Factor de decisión

Elena León y su familia se mudaron hace dos años desde el centro de Heredia a Santo Domingo. Una de las razones de la nueva ubicación que eligieron para vivir fue la cercanía con el colegio de sus hijos.

“Queríamos estar más cerca para que los tiempos de desplazamiento fueran menores y pensando también en la futura universidad, que está en San José centro”, comentó León.

Aunque el colegio al que asisten sus hijos se localiza en Moravia, desde Santo Domingo el recorrido se reduce a cerca de 10 minutos. Además, la cercanía de la ruta 32 les hace más ágil el acceso al centro de la capital.

La decisión de asentarse en un determinado cantón también pasa por la oferta educativa cercana, especialmente para las familias con niños en edades escolares o de secundaria.

“Este aspecto sí pesa mucho a la hora de que una familia de cierta economía, familias jóvenes, deciden la inversión de desarrollar o comprar casa”, comentó Adrián Mora, presidente de la Cámara Costarricense de Bienes Raíces (CCBR).

La Cámara observa actualmente una tendencia a escoger casas cercanas a entes educativos de cierto prestigio. La proximidad de centros educativos privados es uno de los ganchos que destacan los desarrolladores al momento de vender una propiedad. La regla general es que a mayor cercanía de estas instituciones, mayor precio del metro cuadrado, precisó Mora.

Antes de la pandemia, se veía dinamismo de proyectos residenciales en zonas como La Guácima, Tres Ríos, Curridabat o Ciudad Colón, zonas que cuentan con una oferta diversa de educación privada.

Sin embargo, el crecimiento se ralentizó y ahora las perspectivas son diferentes. “No se prevén nuevos proyectos de gran envergadura a mediano plazo”, aseguró Mora.

Francisco Ruiz León

Francisco Ruiz León

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo por la Universidad de Costa Rica.