Por: Manuel Avendaño Arce.   15 septiembre
Mensaje a Costa Rica

Este jueves presentaremos al país la propuesta de negociación con el Fondo Monetario Internacional. Cuatro son los objetivos: mantener la estabilidad económica y la confianza en el país, tener vigentes las instituciones vitales de nuestro Estado Social de Derecho, hacer más eficiente el Estado y proteger a las personas vulnerables. Quiero explicarles lo que no contiene la propuesta de negociación: no se aumentará el IVA, no se afectará a personas con salarios menores a 800.000 colones del sector público o privado, no habrá despidos masivos de funcionarios, no iremos a la venta de más activos de los que ya hemos comunicado y no tocaremos el Régimen de Zonas Francas. La propuesta será balanceada. Los distintos sectores ayudarán pero serán los más pudientes los que apoyarán la salida de la crisis. El problema económico podemos resolverlo y vamos a resolverlo. Para hacerlo debemos actuar con rapidez.

Posted by Carlos Alvarado Quesada on Monday, September 14, 2020

El Gobierno ya definió los puntos clave de la propuesta de programa de ajustes fiscal que llevará a la mesa de negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a partir del 28 de setiembre.

La carta de intenciones no incluye −al menos para el primer desembolso− temas como aumentos en los impuestos regresivos ni ajustes a las exoneraciones que puedan golpear al régimen de Zonas Francas.

Carlos Alvarado, presidente de la República, puntualizó los cinco temas que no formarán parte de la propuesta para el inicio de las conversaciones con la misión del Fondo, cuyo objetivo es obtener la aprobación de un Servicio Ampliado −Extended Fund Facility (EFF), en inglés− por $1.750 millones a un plazo de tres años.

¿Qué no incluirá la propuesta ante el FMI?

1- No habrá aumento en la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA), esto quiere decir que la tarifa seguirá en el 13% tal y como entró en vigor a partir de julio del 2019 con la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (9.635).

2- No se gravarán salarios menores a los ¢800.000 para trabajadores del sector público o privado. Aunque el mandatario no ofreció más detalles, esta iniciativa plantea la posibilidad de cobrar un impuesto temporal a quienes perciban sueldos mayores a este monto cada mes.

3- No se harán despidos masivos. El presidente descartó con esta afirmación la posibilidad de reducir el tamaño de la planilla estatal, pese a que en julio los ingresos tributarios (por impuestos y aranceles) cayeron 11,4% con respecto a un año atrás, es decir, ¢301.221 millones menos (0,87% del Producto Interno Bruto), mientras que el gasto corriente (donde se incluyen los salarios) creció 0,86%.

4- No se propondrá la venta de activos estratégicos del Estado. Según el Alvarado únicamente se avanzará con las propuestas de vender o concesionar la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) y el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa), con lo que se descarta, de momento, la posibilidad de comercializar entidades públicas de mayor valor como el Banco de Costa Rica (BCR) o el Instituto Nacional de Seguros (INS).

5- No se tocará el régimen de Zonas Francas. A pesar de que tanto Elian Villegas, ministro de Hacienda; como Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), explicaron que la propuesta del programa ante el FMI incluirá una revisión a las exoneraciones; el presidente aclaró que no se harán cambios que afecten al régimen especial que es clave dentro del modelo de desarrollo para generar riqueza, empleo y atraer la Inversión Extranjera Directa (IED).

El mandatario ofreció estos detalles la noche del lunes 14 de setiembre durante la sesión del Consejo de Gobierno ampliado que se realizó en la Municipalidad de Cartago dentro de las celebraciones de los 199 años de independencia. También puntualizó estos temas en una breve atención a la prensa al finalizar el acto de recepción de la antorcha.

“Esta semana presentaremos estas propuestas a las jefaturas del fracciones y al país en general, cuatro son los objetivos de este acuerdo (con el FMI): mantener la estabilidad económica y la confianza en el país, mantener vigentes las instituciones vitales de nuestro Estado social de derecho, hacer más eficiente el Estado para que sirva de mejor manera al pueblo y proteger a toda costa a las personas vulnerables, pobres y a la clase media”, señaló el gobernante.

¿Qué sigue?

El Ejecutivo dará a conocer la propuesta del plan de ajuste fiscal que negociará con el FMI el próximo jueves 17 de setiembre, primero en una reunión con los jefes de las bancadas legislativas y después en una actividad ante la prensa.

Es importante considerar que el Gobierno negociará un acuerdo con el Fondo por tres años que se puede extender hasta un año más. Este mecanismo llamado Servicio Ampliado permite hacer desembolsos cada tres o seis meses sujetos al cumplimiento de metas cuantitativas y también a la aprobación de reformas estructurales de carácter ejecutivo o legislativo.

El hecho de que en esta primera etapa no se incorporen temas claves como, por ejemplo, el incremento del IVA, no significa que se excluya definitivamente ya que se podría proponer más adelante para obtener algún desembolso del crédito con el FMI.

(Video) Rodrigo Cubero: "Es un acuerdo a tres años que permite transitar las elecciones 2022"

El presidente del Central explicó en entrevista con EF, el pasado 10 de setiembre, que el Directorio del organismo internacional revisará cada cierto tiempo el cumplimiento de las metas y le permitirá a Costa Rica modificar o proponer nuevas iniciativas de acuerdo sus condiciones económicas y políticas.

El programa del Gobierno incluirá ajustes temporales y permanentes a tributos que ya existen, así como la creación de nuevos impuestos para generar un aumento en los ingresos corrientes.

Cubero añadió que se trabajará con un enfoque de progresividad para gravar a quienes perciben más dinero y generar menos afectación a las personas de menores ingresos.

(Video) Rodrigo Cubero: "Habrá nuevos impuestos y ajustes a tributos existentes"

De hecho, Costa Rica optó por un Servicio Ampliado en lugar de un un Stand-by Arrangement (SBA) porque el mecanismo de financiamiento tiene un plazo de tres años que se puede prolongar.

El acuerdo con el FMI podrá superar el proceso de las elecciones presidenciales de Costa Rica que se realizarán en 2022, lo cual, a criterio de Cubero, ofrece mayor seguridad a los inversionistas y a los mercados sobre la seriedad en la ejecución del programa.

Los EFF requieren la aprobación de reformas estructurales por parte de los países solicitantes con el objetivo de corregir las debilidades arraigadas que provocan los problemas económicos.

La Junta Directiva del FMI evalúa constantemente el desempeño del programa y revisa la concreción de compromisos que se centran en cambios de estructura, es decir, reformas que permitan subsanar los disparadores del desbalance financiero, el principal problema de Costa Rica en este momento.