Por: Sergio Morales.   19 junio

El Banco Central anunció en la noche del 19 de junio una nueva reducción en la Tasa de Política Monetaria (TPM) de 25 puntos base (0,25 puntos porcentuales) que se aplicará al día al siguiente para dejar el indicador en 4,5%.

Este pasará a ser tercer movimiento a la baja en el año. En enero la TPM era de 5,25%. La última vez que estuvo en 4,5% fue a mediados del 2017; en ese entonces la autoridad aplicaba una serie de incrementos que la llevaron a su nivel más alto, precisamente con el que comenzó el año.

La junta directiva del Banco Central aplicó un nuevo ajuste a la Tasa de Política Monetaria. Foto Rafael Pacheco
La junta directiva del Banco Central aplicó un nuevo ajuste a la Tasa de Política Monetaria. Foto Rafael Pacheco

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) comunicó que la decisión fue tomada por la junta directiva en la sesión del 19 de junio.

En sus consideraciones, la directiva argumentó que los recientes cambios a la canasta básica tributaria y la entrada en vigencia de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (9635) constituirían elementos que presionen al alza los precios internos de manera transitoria.

“Persisten fuerzas deflacionarias (es decir, que presionan a la baja la inflación); por ejemplo, el bajo ritmo de actividad económica, que resulta en una brecha de producto negativa (esto es, en un nivel de producción por debajo del potencial de la economía costarricense); niveles de desempleo elevados; y un bajo crecimiento de los agregados monetarios y del crédito al sector privado. Además, la mediana de las expectativas de inflación continúa en el valor central del rango meta”, dice el comunicado.

La directiva recordó que el pronóstico para este año y el 2020 es que el la inflación medida por el Índice de Precios al Consumidor se mantenga cerca del punto central de la meta, es decir 3%.

Aunque esta es una medida asociada más al control monetario, la reducción también puede guiar al sector financiero respecto a las tasas de interés, las cuales pueden servir como dinamizadores de la economía si se mantienen en un nivel relativamente bajo.

Además el 3 de junio pasado, el BCCR anunció la reducción del Encaje Mínimo Legal que aplica a las entidades financieras de 15% a 12%. Esa medida tiene como objetivo liberar recursos en manos de los bancos y de esa manera reactivar el crédito.