Por: María Fernanda Cisneros.   4 septiembre
La corriente legislativa dio el primer visto bueno al proyecto de ley 20366, que busca la fusión entre Bancrédito y el BCR. Según el documento, ambos bancos tendrán un plazo máximo de 60 días para concretar la unión.
La corriente legislativa dio el primer visto bueno al proyecto de ley 20366, que busca la fusión entre Bancrédito y el BCR. Según el documento, ambos bancos tendrán un plazo máximo de 60 días para concretar la unión.

La Asamblea Legislativa aprobó el 3 de setiembre en primer debate la fusión entre el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) y el Banco de Costa Rica (BCR).

Falta todavía el visto bueno del segundo debate (que se realizará el jueves 6 de setiembre), pero desde ya el paso es aplaudido por la interventoría de Bancrédito, por cuanto la medida permitirá salvaguardar el remanente del patrimonio de la entidad.

Marco Hernández, interventor titular de la entidad cartaginesa, fue el protagonista de darle rumbo a la entidad desde diciembre del 2017 -cuando los reguladores dictaron la intervención- hasta el momento, y es quien más celebra que una de sus recomendaciones esté a punto de concretarse.

Inclusive con este primer aval del Congreso, el BCR y Bancrédito definirán un cronograma para trasladar procesos.

El BCR absorberá negocios valorados en $4 millones y un patrimonio de ¢32.000 millones que se sumará a sus arcas, pero también la deuda de ¢134.000 millones (equivalente al 0,4% del Producto Interno Bruto)

A continuación, la entrevista realizada con Hernández sobre el proceso que sigue y el estado de situación del negocio que compra el BCR.

- ¿Cuál es el proceso que sigue para que se complete la absorción?

- Todavía falta recorrido en la Asamblea Legislativa, para que el proyecto se convierta en ley. Hay que esperar al segundo debate que está programada para el jueves 6 de setiembre. Una vez que se dé el segundo debate, habrá que entonces esperar la decisión al Poder Ejecutivo para que se realice la publicación en La Gaceta.

"Estamos visualizando que si todo marcha bien, si se aprueba en segundo debate, con la sanción y la publicación entraría en vigencia como a finales de este mes.

"Ya teniendo un proyecto que está aprobado en primer debate, el Banco de Costa Rica y la intervención del Banco Crédito Agrícola de Cartago se abocarán a establecer un cronograma para efectos de ir trasladando todos los procesos que actualmente gestiona Bancrédito, tanto en términos de servicios que presta actualmente, como es el cobro de impuestos de salida por cuenta del Ministerio de Hacienda, como el traslado de todos los activos que tiene el Banco y asimismo de los activos.

"Esto implicará también las subsidiarias que actualmente están funcionando que son dos: la agencia de seguros y el depósito agrícola de Cartago.

“Dentro de ese proceso, la idea sería también fijar una fecha en donde se concentre la fusión, con base en lo que establece el mismo proyecto de ley que indica que la fusión se dará en un plazo máximo de 60 días hábiles”.

- ¿Cómo se ven beneficiadas ambas partes con la fusión?

- La fusión es un instrumento resolutorio que se utiliza a nivel internacional para buscar solución a bancos en problemas, y se ha considerado como la mejor opción para rescatar el patrimonio.

“Una mayor eficacia en la recuperación de los activos, redundará en el beneficio de que se puedan pagar los pasivos hasta donde sea posible. En este caso es posible en su totalidad, porque hay patrimonio. También, permite al banco que absorba negocios potenciales que sumarán ingresos”.

- Hablamos anteriormente que ya se había iniciado el traslado de algunos negocios, ¿qué tan avanzado estaba esto?

- El BCR cuando anunció su interés de absorber Bancrédito hizo toda una debida diligencia, es decir todo un estudio para establecer qué era lo que iba a absorber. En ese sentido, adelantó una serie de gestiones para asumir algunos de esos servicios como el cobro de impuestos de salida y la atención de las tiendas del IMAS.

“Ya el BCR ha venido adelantando con esas entidades, Hacienda y con el IMAS, y están en ese proceso con un diseño de la infraestructura con la cual estarían asumiendo el próximo mes”.

- ¿Cuál es el ingreso que generan esos negocios?

- Son $4 millones anuales lo que genera el cobro de impuestos de salida, por las comisiones que se cobran al Ministerio de Hacienda por el volumen de los impuestos. Eso varía de acuerdo con la salida de turistas y costarricenses.

“Las tiendas del IMAS generan un poco menos. Son como $300.000 al año”.

- ¿Cuál es el estado de situación de Bancrédito actualmente? ¿A cuánto asciende su patrimonio y cuánto se ha perdido desde la interventoría (diciembre 2017)?

- El patrimonio del banco actualmente es de ¢32.035 millones, ya ajustado con todos los resultados que ha venido generando. Comenzamos con ¢40.279 millones, hemos perdido ¢8.244 millones básicamente por el deterioro de los activos.

“El total de los activos son ¢175.794 millones y el pasivo total anda en ¢143.759 millones. Ese activo total ya está ajustado con las estimaciones".

- ¿A cuánto asciende la cartera de crédito que está en manos de Bancrédito y qué tipo de deudas son?

- La cartera crediticia en forma bruta anda ¢137.000 millones y eso es lo que faltaría por recuperar en el tiempo. Más o menos un 50% de esa cartera es buena y la otra mitad son cuentas con atraso y en cobro judicial.

“Son básicamente créditos, tarjetas de crédito es lo menos. Hay de todo, de empresas, de personas físicas, empleados y funcionarios que eventualmente trabajaron en el banco”.

- ¿Y los bienes inmuebles?

- También hay bienes realizables por ¢31.000 millones. Son varios bienes que los hemos adquirido en pago de obligaciones como parte de recuperaciones de cartera. Tenemos edificios en bienes de uso por otros ¢31.000 millones, son los tiene Bancrédito en San José, Cartago, Tres Ríos, Turrialba y todo el complejo en La Lima.

Otros activos de menor monto, dentro de los cuales tal vez el más importante es que tenemos inversiones en valores por ¢35.000 millones.

- ¿El BCR absorbería Bancrédito en el estado en el que se encuentra, es decir, con todos sus activos y pasivos?

- Así es.

- ¿Qué pasa con la deuda que tiene el Banco con Hacienda?

- Dentro de los pasivos que mencioné, el principal es la deuda con Hacienda. Son ¢133.000 millones.

"Con la ley aprobada, una vez que se concrete la fusión, el Banco de Costa Rica asumiría ese pasivo y lo renegociaría con el Ministerio de Hacienda para que se pague en el tiempo según las condiciones que acuerden.

"No deja de ser una situación importante porque si esto no se hubiese aprobado, finalmente, le significaría al país 0,4% al déficit fiscal. Mientras que, si el proyecto se convierte en ley, ese monto se salvaría.

“Además, se salva el patrimonio del banco, que, aunque ha perdido ¢8.000 millones a la fecha, se podría detener ese deterioro y el BCR podría recuperar sumas importantes. Esto le favorecería a la posición financiera del BCR en el tiempo”.

- ¿Cuántos empleados trabajan en Bancrédito actualmente y qué pasa con ellos?

- Son 160 funcionarios que actualmente trabajan en el banco. Según la ley, antes de que se complete la fusión, la interventoría tendrá que liquidar al personal. Queda a discreción del BCR si le conviene contratar a ese personal.

- ¿Los montos de esa liquidación ya están contemplados?

- Sí, dentro de los activos está la reserva que tenemos para liquidar al personal. Son ¢3.100 millones aproximadamente. Eso está provisionado y está en una reserva dentro de las inversiones.

- Una vez que se dé luz verde para la fusión, ¿la regulación cambia o cómo funciona?

- No hay una regulación específica, en el sentido de que el BCR y Bancrédito siguen siendo supervisados y Bancrédito seguirá supervisado hasta que desaparezca. Esto se ve como una transacción a la que la Sugef le da seguimiento para que se finiquite conforme la ley.