Finanzas

Rebaja en las tarifas eléctricas por acatamiento de las NIIF ocurrió en el 2021

Aunque apoya la medida, la Cámara de Industria no espera rebajas en la tarifa eléctrica tras orden del presidente

A escasos minutos de que terminara la sesión inaugural del nuevo Consejo de Gobierno el pasado 8 de mayo, el recién juramentado presidente de la República, Rodrigo Chaves Robles, dio a conocer ante los medios los primeros decretos y órdenes de su administración entrante.

Al recontar las siete órdenes que dio durante el primer Consejo, Chaves no dudó en comenzar su comparecencia con uno de los temas que fue bandera durante su campaña electoral: la disminución de las tarifas eléctricas.

“(Las órdenes presidenciales dadas incluyeron) aplicar las Normas de Internacionales de Información Financiera (NIIF) de manera inmediata en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), así como reclasificar los arrendamientos operativos que tiene hoy el ICE y llevarlos a la verdad de las cosas: de que son arrendamientos financieros, y como tal se harán los ajustes contables y se someterá la información del ICE a la Aresep (la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos) para bajar las tarifas eléctricas a la mayor brevedad posible”, comentó el nuevo presidente circundado por los periodistas de los medios de comunicación.

¿Qué son las NIIF?
Las Normas de Información Financiera (NIIF) son reglas internacionales que uniforman la contabilidad y resultados financieros de las empresas. Desde el 2009, mediante el decreto N° 35616-H, las instituciones públicas deben suscribirse a ellas. Estas normas permiten estandarizar y hacer comparable la información financiera de las administraciones públicas, en concordancia con los principios de transparencia y rendición de cuentas, así como contribuir para la toma de decisiones basada en información oportuna y confiable.
Fuente: Contraloría General de la República

Esta rebaja que menciona Chaves se daría porque, al adoptar plenamente las NIIF —como se le conoce popularmente a dichas normas— la contabilidad del ICE tendría que reclasificar sus arrendamientos de gastos operativos a gastos financieros y, al estar tipificados como financieros, un grueso de esos gastos por arrendamiento no se cargaría directamente a las tarifas que regula Aresep, causando una disminución en el precio de la electricidad que pagan los costarricenses.

Sin embargo, el cambio que Chaves aprovechó para comunicar ante los medios como su primera orden presidencial ya se había dado desde enero del 2021, un año y cinco meses antes de su mandato.

ICE ya adoptó las NIIF

Los estados financieros auditados del ICE al 31 de diciembre del 2021, confirman la utilización de dichas normas internacionales. La misma empresa auditora KPMG, la cual le presta el servicio al ICE, señala el cumplimiento de las normas NIIF a cabalidad en documento correspondiente para las cuentas del año pasado.

“En nuestra opinión, los estados financieros consolidados que se acompañan presentan razonablemente, en todos sus aspectos materiales, la situación financiera consolidada del Grupo ICE al 31 de diciembre del 2021 (...) de conformidad con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF)”, se lee en el documento que publica el Instituto en su página web.

Debido al utilización por parte del ICE de dichas normativas internacionales, la Aresep ya había aplicado de oficio una rebaja en promedio del 14% en sus tarifas eléctricas en enero de 2021, según constató la entidad reguladora por medio de un comunicado de prensa con fecha de diciembre de 2020.

Por ende, si las NIIF ya están aplicadas correctamente —como lo constata la empresa auditora— los arrendamientos del ICE correspondientes también deberían de estar tipificados como gastos financieros y, a diferencia de lo que expuso Chaves, las tarifas no bajarán por este concepto, puesto que la rebaja ya sucedió en 2021.

La misma Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), una de las organizaciones que más ha presionado históricamente por rebajas en la tarifa eléctrica, ante consulta de EF, comunicó que no espera que las órdenes que el presidente Chaves giró el 8 de mayo se traduzcan en una disminución en los montos que pagan los costarricense por servicios eléctricos.

“En lo que a alquileres operativos se refiere, que era lo de mayor impacto, la rebaja en la tarifa ya se aplicó en el 2021″, menciona Carlos Montenegro, director ejecutivo de la Cámara de Industrias.

Se trató de conocer la perspectiva del Aresep con respecto a una posible influencia en las tarifas del ICE tras las palabras del presidente, no obstante, Mario Mora, intendente de energía de la reguladora, dijo que no podría referirse al detalle “dado que está en la etapa de conocimiento la demanda impuesta por el ICE, entre otros asuntos, por la aplicación de las normas NIIF” (ver línea de tiempo Aplicación de las NIIF: un duelo entre ICE y Aresep).

Aunque reconoce que las órdenes presidenciales probablemente no materialicen rebajas, Montenegro ve con buenos ojos la declaración de Chaves ya que, bajo su óptica, le marca el territorio al Instituto.

“Es importante porque desde el primer día el presidente le está diciendo al ICE: olvídese de eso. Le está exigiendo que ya deje de luchar para revertir la aplicación de las normas NIIF”, considera Montenegro.

Según explica el representante, desde que la Aresep aplicó la rebaja por las normas NIIF, el ICE ha intentado evadir las disminuciones que dicho acatamiento trajo por el concepto contable de los arrendamientos financieros. Además conjetura que el ICE solo las acata por orden de la Aresep y no por voluntad propia.

“Yo lo veo muy positivo en la línea de que el ICE ya no va a tener respaldo del ejecutivo para saltarse las normas NIIF”, agrega Montenegro.

El estira y afloja del ICE y Aresep

La turbulenta relación que ha tenido el ICE con las Normas Internacionales de Información Financiera se remonta hasta el 2009, cuando, a través del decreto N° 35616—H, el Gobierno decidió adoptar las NIIF para el sector público.

Por medio de una publicación en sus redes sociales, el ICE argumentó que “desde 2009 comenzó con la implementación gradual y responsable de dichas normas”. Para el 2018, el Instituto fue obligado, ahora por la entrada en vigencia de la Ley N° 9573, a aplicar en un 100% las NIIF en sus balances a más tardar para el 4 de junio del 2019, sin embargo, para entonces el ICE continuaba sin el acatamiento completo.

Fue en agosto de 2020 que Aresep ingresó más fuertemente en la ecuación al solicitarle la aplicación completa de las NIIF al ICE con la intención de reducir las próximas tarifas eléctricas, ya en medio de la pandemia.

Según expresó Aresep para la fecha, al usar la normas NIIF el ICE podría incorporar dentro del balance general los proyectos de las plantas Garabito, Pailas II y Toro III, para que en los estados estos reconozcan de acuerdo con la vida útil de los activos de cada proyecto, su depreciación y nivel de rentabilidad, es decir: se tipificarían como arrendamientos financieros. El total de estos montos que se trasladarían a la tarifa sería menor al pago que para esa fecha registraba el ICE como cuota de arrendamiento operativo, lo cual bajaría los precios de la electricidad para los abonados del Instituto.

A través se cuenta de Twitter y para esas fechas, Chaves tildó de “vergüenza ajena” e indignante las declaraciones del Juan Carlos Pacheco, gerente de Finanzas del ICE, que ante una consulta del Diario Extra respondió que “el ICE no puede aplicar el 100% de las normas (NIIF) si eso le genera un perjuicio económico”.

Primera victoria de Aresep

El pulso lo terminó por ganar la Aresep y el 15 de diciembre de ese mismo año anunció la rebaja del 14% por oficio a partir del 1° de enero del 2021 —en promedio— en las tarifas del ICE. La reducción la acreditó, en parte, por la reclasificación contable de los proyectos Garabito, Pailas II y Toro III al aplicar las NIIF al ICE.

Escasos días después del anuncio, el ICE presentó una apelación alegando que ceñirse a las NIIF no eliminaba los pagos por obligaciones derivados de contratos firmados hace 18 años por la compra de energía a generadores privados. El Instituto comentó que el cambio le había provocado un perjuicio de ¢34.000 millones.

Pese a la apelación, las rebajas entraron a regir en enero del 2021. Sin embargo, el 19 de mayo de ese mismo año, el Ministerio de Hacienda eximió al ICE de aplicar las NIIF en sus contratos firmados antes del 2009, es decir, de la entrada en vigencia del decreto N° 35616—H mediante el principio de retroactividad.

El anuncio del fisco se dio ocho días después de que Irene Cañas, entonces presidenta ejecutiva del Grupo ICE, informara ante el Consejo de Gobierno que la entidad cerró el 2020 con una pérdida de ¢110.000 millones respecto al final del 2019.

Según Aresep, este pronunciamiento de Hacienda ponía en riesgo la rebaja del 14% que había propulsado debido a que le permitiría al ICE volver a contabilizar sus arrendamientos como operativos en lugar de financieros, lo que cargaría su costo de vuelta a la tarifa eléctrica.

“Se debe aclarar que la Aresep no dicta la política contable que adopten los prestadores, sean estos públicos o privados. Sin embargo, la Autoridad Reguladora no puede obviar ni desconocer la existencia de un mandato legal establecido por Ley, en donde se obliga, específicamente al ICE, a cumplir las NIIF al 100%.”, manifestó la Reguladora por medio de un comunicado de prensa el 20 de mayo.

Ese mismo día, el ICE aprovechó sus redes sociales para comunicar que sí aplicará al 100% las normas NIIF en sus reportes. También mencionó que sus enfrentamientos con Aresep no tienen que ver con el acatamiento de la norma en sí, sino con el hecho de que, según su criterio, se le deberían reconocer sus erogaciones arrendaticias en la tarifa, las cuales debe cumplir con o sin NIIF.

Ante la salvedad que le hizo Hacienda de aplicar las NIIF en sus contratos anteriores al 2009, el entonces exjefe de fracción parlamentaria del Partido Unidad Social Cristiana, Pablo Heriberto Abarca, le consultó a la Aresep las posibles consecuencias de un desacato a las normas contables por parte del ICE, aunque para entonces el Instituto ya había confirmado la aplicación del reglamento.

Mario Mora, intendente de Energía, le contestó por medio de un oficio que “la principal preocupación está relacionada, precisamente, con el impacto sistémico adverso que podría tener el cambio de criterio, dado el peso que tiene el sistema de generación del ICE en el sistema eléctrico nacional”, según publicó el medio CRHoy.

Mora también confirmó que, al ICE ser el gran generador de energía del país, la rebaja “implica que el resto de las empresas eléctricas pueden adquirir energía a un precio menor y esto se reflejó en menores tarifas para los usuarios de la mayoría de las distintas empresas distribuidoras de electricidad”.

El pasado 4 de abril ICE interpuso una demanda ante el Tribunal Contencioso Administrativo por la rebaja tarifaria que provocó la reclasificación de los arrendamientos operativos en cumplimiento de las NIIF. El Instituto alegó que la rebaja le generó una afectación financiera de al menos ¢86.726 millones.

“La demanda está relacionada con las resoluciones que sustentan la rebaja tarifaria, expedientes por medio de los cuales se conoció la reclasificación de los arrendamientos operativos, en cumplimiento de las Normas Internacionales de la Información Financiera y el tratamiento regulatorio que correspondía realizar de acuerdo con la metodología tarifaria vigente”, le comunicó Mora, intendente de Energía, a Diario Extra el pasado 5 de mayo.

Pese a las apelaciones y demandas del ICE para revertir la rebaja por conceptos contables relacionados a la aplicación de las NIIF, su rebaja en la tarifa se ha mantenido hasta la fecha. No obstante, según Montenegro, de la CICR, los precios de la electricidad subieron este 2022 debido a que el ICE ha pedido aumentos para “tratar de compensar” las pérdidas por la aplicación de las NIIF. En diciembre de 2021 el Instituto solicitó un incremento del 20% de la tarifa y en enero de 2022 la Aresep aprobó un aumento de casi el 21% para abonados de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, entidad que el ICE subsidia.

Aún así, todo parece indicar que —siempre y cuando los estados financieros del ICE se mantengan bajo las normas NIIF, como lo han estado desde el 2021 según constata la empresa auditora KPMG—, lo más probable es que las tarifas eléctricas no bajen ante estas solicitudes específicas del presidente Chaves, las cuales se cumplieron desde enero del 2021.

Aplicación de las NIIF: un duelo entre ICE y Aresep

Luis Cardoce Oconitrillo

Luis G. Cardoce Oconitrillo

Luis Guillermo Cardoce es un periodista y productor audiovisual graduado de la Universidad Autónoma de Centroamérica. Tiene experiencia en la cobertura de cine y políticas públicas y actualmente es redactor en El Financiero.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.