Por: Jéssica I. Montero Soto.   20 diciembre, 2020
La gestión del teletrabajo y la seguridad sanitaria ya son también factores claves para evaluar a los empleadores en Costa Rica. Foto: Shutterstock
La gestión del teletrabajo y la seguridad sanitaria ya son también factores claves para evaluar a los empleadores en Costa Rica. Foto: Shutterstock

Cisco y DHL Express son las mejores empresas para trabajar en Costa Rica y en el mundo este año. Tienen en común la capacidad para involucrar a sus colaboradores y ambas están en el país desde hace varias décadas, lo cual atrae a otros y sube el estándar para la gestión de talento.

Como estas transnacionales, en 2020 a pesar de la pandemia y de los costos y trabas del entorno local, el país atrajo 26 nuevas empresas de inversión extranjera interesadas en un valor clave: el talento.

Las empresas que logran consistencia en sus resultados globales parten de políticas operativas centradas en las personas y eso les permite diferenciarse de otros empleadores, a la vez que meten presión en el mercado laboral, pues quienes alcancen los estándares estarán en posibilidad de acaparar el talento.

Para aparecer en la lista de las Mejores Empresas para Trabajar del Mundo, cada compañía debe figurar en cinco o más listas nacionales de las mejores empresas para trabajar de los 58 países donde se calcula, tener 5.000 empleados o más en todo el mundo y al menos un 40 % de su personal (o 5000 empleados) debe estar radicado fuera del país donde se encuentre la sede central de la empresa. Fuente: greatplacetowork.net
¿Qué hacen diferente?

Cisco Costa Rica cuenta con una operación de más de 20 años en el país y DHL Express Costa Rica superó los 30 años. Cada una emplea más de 170 y más de 180 colaboradores directos respectivamente.

La gestión de las personas en ambas compañías trasciende los puestos de trabajo: además de cerciorarse de que sus colaboradores cuentan con la guía, los recursos y las condiciones adecuadas para cumplir sus labores con excelencia, se les brinda elementos complementarios para su equilibrio como personas.

“La manera en la que Cisco mide la efectividad de sus políticas y recibe realimentación de los colaboradores es por medio de los constantes Check-Ins: sesiones regulares con el CEO de la compañía y la VP de Recursos Humanos donde todos los colabores pueden participar y donde pueden interactuar con espacios para preguntas y respuestas. También se hacen diferentes encuestas al personal y se manejan sistemas muy robustos para analizar data sobre los procesos internos de capital humano”, explicó la operación de Cisco en el país vía correo electrónico.

Los beneficios no salariales suelen ser los mismos en todo el mundo, con adaptaciones a la gestión local, porque la inversión está en otros recursos, como el manejo de datos y los procesos de validación de tácticas, entre otras herramientas para decidir mejor cómo responder a las necesidades de los equipos.

Alexis Aguilar, Gerente General DHL Express Costa Rica, aseguró que el crecimiento laboral y personal del equipo es considerado un objetivo fundamental de las estrategias corporativas. Para lograrlo, buscan la información sobre los temas que mueven a la gente y lo convierten en tácticas.

“Hoy contamos con varios programas que se enfocan en temas de sustentabilidad y ayuda social”, mencionó Aguilar. Las iniciativas llevan los nombres GoHelp, GoHeart y GoGreen, tienen alcance global y utilizan la plataforma y la logística de la compañía para tomar acciones humanitarias, ambientales y de sostenibilidad. Esto permite que cada persona pueda hacer aportes medibles a estos objetivos.

Con estilos y plataformas de talento distintas, ambas empresas escuchan a sus colaboradores, miden sus reacciones, promueven la horizontalidad e invierten en la gente, mediante capacitación y oportunidades para aumentar destrezas y acumular experiencias formativas.

¿Por qué vienen?

Cristina Cubero Lazo, consultora en transformación organizacional, aseguró que las compañías con enfoque en personas llegan a Costa Rica porque han encontrado colaboradores con habilidades “altamente requeridas” en los entornos actuales y que han madurado experiencia en industrias relevantes. (Vea: Talento local)

Jorge Sequeira, director general de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), consideró que en medio de la crisis, el país reafirmó su posicionamiento.

“En las últimas semanas Intel y Microvention anunciaron expansiones para el área de manufactura con el fin de optimizar sus cadenas de suministro. Estos y otros esfuerzos permiten que nueve de cada diez puestos de trabajo creados en últimos cinco años fueran de empresas multinacionales atraídas por Cinde; es una clara muestra de la confianza que tienen estas compañías en el país, donde no solo hemos mostrado nuestra capacidad de respuesta, resiliencia y reinvención del negocio, pero más aún, hemos demostrado la capacidad de nuestro talento humano”, enfatizó Sequeira.

Talento local
En las investigaciones de identificación de fortalezas de Costa Rica como mercado de atracción de inversión, se califica al trabajador costarricense como:
-De rápido aprendizaje
-Analítico y sólidamente técnico (educado)
-Creativo
-Abierto a tomar retos
En paralelo diversas plataformas e iniciativas impulsan la agilidad digital.
Fuente: Global Competitiveness Report 2019

Además, la repetición de resultados positivos en la valoración de los colaboradores, hace que estas empresas generen beneficios más allá de sus operaciones.

En los primeros lugares de la lista de Great Place to Work 2020 para Costa Rica aparecen otras firmas globales, como Oracle, Citrix o Experian, al lado de compañías regionales y locales, que han invertido en sus trabajadores algunas desde el principio, otras desde hace poco, pero han logrado reconocimiento interno y proyectan esos resultados a la comunidad y sobre sus competidores.

Cubero aseguró a EF que ahí donde surge la posibilidad de replicar las condiciones de trabajo globales que hacen famosas a algunas de estas firmas, también se produce un incremento del valor de marca país, un aumento en la calidad y desempeño de procesos y sistemas de gestión del talento; y se permite la proyección del talento local en escenarios globales.

Valor país: Atrae más inversiones y puede otorgar al país más puntaje en los análisis que realizan las compañías para definir sus futuras locaciones.

Adicionalmente se ha ganado trayectoria, solidez y experiencia en industrias claves, las empresas saben que ya encuentran talento especializado.

Fuerzas del mercado: Estas empresas cuentan con capital para dinamizar sus sistemas de talento. Pueden realizar inversiones en mejora de sistemas, procesos y tecnología en la función de recursos humanos. Esto deriva en, al menos, tres ganadores. El primero el colaborador, que tendrá mayor bienestar, productividad y aprendizaje. El segundo el profesional de recursos humanos que puede madurar sus capacidades y aprender mejores modelos de gestión y el tercero el país en general porque se empuja al mercado a ir en esa dirección y a mejorar los sistemas de talento según prácticas probadas para lograr la atracción del mejor talento.

Visión de mundo: Es una oportunidad para tener experiencias multiculturales y diversas, posibilidades de trabajo o práctica-aprendizaje en otros países, acceso a más ideas. Es un talento que maniobra en escenarios globales y potencia sus capacidades en un mundo abierto.

“Pero como país no debemos bajar la guardia, el mercado global del talento se está agitando”, advirtió Cubero. Para empujar con éxito los niveles de gestión de personas, la base de personal que comparte características valiosas debe crecer, por la vía del reskilling, que es la actualización constante de habilidades necesarias para los cambios en las diferentes industrias.