Por: Nicole Pérez.   24 diciembre, 2020
Costa Rica destacó en un 64%, cuando en la encuesta los participantes del país aseguraron que gastarían menos que en el 2019. Fotografia: Graciela Solís.
Costa Rica destacó en un 64%, cuando en la encuesta los participantes del país aseguraron que gastarían menos que en el 2019. Fotografia: Graciela Solís.

Un estudio sobre compras navideñas en 2020 realizado por la firma Deloitte, reveló que a pesar de la pandemia, la afectación en la economía, y demás aspectos asociados a la conyuntura actual, el dar regalos en navidad es una costumbre que no ha perdido fuerza, y más bien se tornó con más energía durante este año.

La investigación fue aplicada por medio de encuestas a 1.500 personas —de ambos géneros, distintos ingresos y edades— en los principales países de Latinoamérica: México, Argentina, Colombia, Perú y Costa Rica. Además, fue hecha durante la última semana de noviembre y la primera de diciembre del presente año.

Algunos temas que se tomaron en cuenta a la hora de realizar el estudio fueron: la percepción del consumidor, la decisión de hacer compras navideñas, el gasto, prioridades, las compras en línea, entre otros.

Costa Rica destacó en 64%, cuando en la encuesta los participantes del país aseguraron que gastarían menos que en el 2019.

Opinión del consumidor

La percepción de los consumidores respecto de la situación económica de su familia en comparación con los doce meses previos, muestra los efectos de la pandemia, invirtiendo los números en comparación con un año atrás.

En 2019, 55% de los participantes creía que su economía era peor que el año previo, la encuesta 2020 revela un número creciente de opiniones negativas que alcanza un 67%.

Consecuentemente, el efecto contrario se refleja en las respuestas del 17%, que considera que su situación económica es mejor que 12 meses antes.

En el caso de Costa Rica, un 43% aseguró que su situación era peor que el año pasado, pero que las cosas comenzaban a mejorar.

Las compras

Las respuestas del grupo mayoritario de participantes confirman que, a pesar de la pandemia y sus efectos en la economía, la costumbre de regalar e intercambiar obsequios con motivo de la navidad prevalece.

De ahí que 65% de los encuestados refirió que sí realizaría o había realizado ya sus compras navideñas.

Sin embargo, 2,5 de cada 10 entrevistados respondieron abiertamente que no realizarían compras durante esta temporada, mayormente por no contar con los recursos económicos o por estar sin trabajo.

A los resultados de las respuestas en el país: un 59% tenía planeado realizarlas en los próximos días y un 29% respondió que del todo no iba a ser compras durante diciembre.

Por otra parte, las razones detrás del “no” de los encuestados, a la consulta de que si iban a dar regalos en esta navidad fueron muy diversas y también difíciles.

Algunos contestaron que preferían ahorrar, otros dijeron que no celebraban la navidad, también el golpe en sus finanzas personales, el aumento de los precios y el evitar contagios.

El gasto

53% de los encuestados del grupo de países aseguró que gastará menos que el año anterior. Esto quiere decir, que a pesar de la intención de mantener la tradición de los regalos en la temporada navideña, la cautela e incertidumbre se hicieron presentes en los resultados.

Asimismo, en este rubro, destacó Costa Rica con una mayor proporción de participantes decididos a gastar menos que en 2019.

La inquietud en torno a la economía es mayor entre los participantes de Argentina, Colombia y México, y la incertidumbre por la situación laboral se manifestó entre los encuestados de Costa Rica y Perú.

Prioridades

En la edición 2020 del estudio, la compra de regalos se encumbró como la prioridad número uno entre los participantes del grupo de países, en contraste con un 30% de personas que en 2019 prefería la cena navidad antes que invertir en regalos. La ropa quedó en tercer lugar.

Del promedio de respuesta de los cinco países: 31% prefiere comprar regalos, 21% preparar la cena de navidad, un 18% ropa, 13% destinó su dinero a reparaciones de la casa y un 8% a computadoras u otros electrónicos.

Asimismo, los participantes compartieron que entre la primera y segunda semana de diciembre comprarían de uno a cinco regalos, de montos aproximados entre $15 y $30.

¿Compras en línea o presencial?

Por la coyuntura actual, las opciones y servicios para realizar las compras se han ampliado. Desde plataformas digitales —donde la variedad es cada vez más—, aplicaciones en el celular, catálogos y las acostumbradas tiendas físicas, solo que ahora con los protocolos sanitarios requeridos.

Un 93% de los encuestados confirmaron haber investigado en internet antes de realizar sus compras navideñas. Esto con el fin de analizar y comparar precios, calidad de los productos y la revisión y escogencia cuidadosa del lugar donde compran.

Asimismo, una quinta parte de las respuestas señalan su preferencia por las plataformas en línea (19%).

Sin embargo, prevalece de manera generalizada —aunque cada vez en menor grado— cierta desconfianza respecto a lo digital, por factores como el temor de que el producto enviado no sea el que solicitaron (22%) y que llegue en mal estado (18%).

Comportamiento y resultados generales

A nivel general, el comportamiento del consumidor ha cambiado de manera importante en este 2020 debido al confinamiento. Por razones como, las restricciones sanitarias, el evitar salir por prevención al contagio, la facilidad de que los productos lleguen a la puerta de la casa y la reducción en el consumo.

En relación a esto, la investigación lanzó los siguientes resultados:

  • 60% se mantuvo fiel a las marcas que consume.
  • 58% mantuvo su propósito de comprar marcas propias/libres.
  • 57% aumentó su investigación en internet antes de comprar.
  • 54% mantuvo su decisión de comprar productos sustentables.
  • 51% aumentó su búsqueda de sitios de comparación de precios.
  • 49% mantuvo su decisión de comprar en grandes almacenes.
  • 47% aumentó sus compras en tiendas de descuento.