Por: Krisia Chacón Jiménez.   22 junio
22/10//2019. El Callejón de Lolita, Barrio Escalante. Hora: 02:40 p.m. Varios jóvenes se acercaron la tarde de este martes a observar y a experimentar el uso de las nuevas omnibicis, bicicletas eléctricas que ahora las personas pueden alquilar por medio de la aplicación OMNi a muy bajo precio y en diferentes lugares de San José. En la foto, Jeovanny Cordero alquiló una de las bicicletas. Fotos: Mayela López
22/10//2019. El Callejón de Lolita, Barrio Escalante. Hora: 02:40 p.m. Varios jóvenes se acercaron la tarde de este martes a observar y a experimentar el uso de las nuevas omnibicis, bicicletas eléctricas que ahora las personas pueden alquilar por medio de la aplicación OMNi a muy bajo precio y en diferentes lugares de San José. En la foto, Jeovanny Cordero alquiló una de las bicicletas. Fotos: Mayela López

La compañía costarricense Omni, no huyó de los golpes de la pandemia por COVID-19.

Como parte de las disposiciones del Ministerio de Salud, la empresa tuvo que estacionar sus bicicletas durante seis semanas, tiempo en el que estaba previsto el lanzamiento de su nuevo servicio financiero Omni Moni.

Esta nueva función de la aplicación consta de una especie de banco digital mediante el cual los usuarios pueden abrir una cuenta de ahorros y solicitar una tarjeta de débito. En una segunda etapa se podrán solicitar préstamos personales.

“Cuando el Ministerio de Salud dijo que nos íbamos a cuarentena, sentimos que no era el momento de lanzar Omni Moni”, relató Karla Murillo, directora de comunicaciones de la compañía.

Así fue como el servicio financiero quedó en una corta pausa y la firma se aventuró a experimentar en el segmento de entretenimiento.

En tiempos de cuarentena, la empresa lanzó las Omni Sessions, las cuales consistieron en ofrecerle a las personas conciertos en vivo a través de transmisiones por streaming.

De esta forma la compañía además de mantener el reconocimiento de marca, debido a que sus bicicletas no estaban en las calles, también se dieron cuenta del potencial que tiene el segmento de entretenimiento dentro del mundo digital.

Además la empresa también aprovechó esos momentos de “pausa obligatoria” para captar a taxistas para su nuevo servicio de tipo Uber para la flotilla roja.

Pisar el acelerador

Omni lanzó el 22 de octubre del año pasado su servicio de bicicletas de alquiler dentro de la Gran Área Metropolitana (GAM), hito que llamó la atención de las personas por tratarse de un servicio nuevo en Costa Rica.

La compañía tiene como objetivo convertirse en una ‘super app’, es decir, que desde una misma plataforma, sus clientes puedan acceder a diferentes servicios. Alquilar una bicicleta, solicitar digitalmente el servicio de taxi, abrir una cuenta de ahorros, tramitar un préstamo en línea e incluso consumir videos de entretenimiento.

Cuando el 17 de marzo se declaró la cuarentena, la compañía tuvo que mirar a otros horizontes e incursionar en nuevos proyectos para no reducir la jornada laboral de sus empleados, comentó Nayid Aguilar, director de Omni.

Así que lanzaron el proyecto Omni Ayuda, mediante el cual pusieron a disposición sus bicicletas para 200 negocios dentro de la GAM de forma gratuita para que pudieran efectuar entregas a domicilio.

También comenzaron con las sesiones de conciertos por streaming para mantener el reconocimiento de marca entre las personas y apoyar a los artistas nacionales que fueron golpeados por la pandemia.

Con estas transmisiones, lograron más de 4 millones de vistas y ganaron alianzas con marcas como Mastercard y TD Más.

“Dentro de las verticales que teníamos vistas estaba el entretenimiento, pero no a corto plazo. La cuarentena nos permitió probar y ver que sí podemos ser exitosos”, agregó Aguilar.

Con este experimento, Omni trabaja en el desarrollo de una nueva funcionalidad en donde las personas podrán consumir contenido musical, de bienestar, belleza, viajes y emprendedurismo.

“El país se está moviendo a lo digital y es momento de redefinir nuestro camino”. Karla Murillo, directora de comunicaciones de Omni

La empresa confirmó en medio de la crisis sanitaria, que los servicios digitales toman mayor relevancia, y que ya no hay marcha atrás, pues los consumidores adoptaron nuevas prácticas y cada vez más demandarán de agilidad y eficiencia.

Por esta razón la compañía lanzó oficialmente Omni Moni el miércoles 17 de junio, en un momento en el que consideran que las personas valoran el no tener que acudir a una sucursal bancaria.

En palabras de Aguilar, este servicio fintech consta de “un usuario de Omni, con una cuenta de Coopenae”.

“Abrir una cuenta de dólares y colones en menos de cinco minutos y de forma 100% digital, le facilita la vida al usuario”, añadió.

También se habilita el pago de servicios públicos, transferencias y una visualización de gastos de forma intuitiva.

La aplicación Omni lanza al mercado su nuevo servicio OmniMoni. A través de la aplicación, los usuarios podrán crearse una cuenta respaldada por Coopenae, y su valor diferenciado es que todos los servicios son 100% digitales. Foto: Cortesía de Omni.
La aplicación Omni lanza al mercado su nuevo servicio OmniMoni. A través de la aplicación, los usuarios podrán crearse una cuenta respaldada por Coopenae, y su valor diferenciado es que todos los servicios son 100% digitales. Foto: Cortesía de Omni.

Para finales de este mes de junio, la compañía tiene previsto lanzar para el público la función para solicitar el servicio de taxi dentro de la misma app.

Ya se encuentran inscritos 4.800 taxistas en la plataforma.

El objetivo de la plataforma es que los clientes puedan solicitar un taxi tal y como se hace en otras plataformas como Uber y Didi.

Entre las funcionalidades de esta plataforma están la posibilidad de califcar al taxista, ver por dónde se encuentra el conductor y conocer de antemano las tarifas.

Expansión internacional y contrataciones

La pandemia no ha frenado los planes de expansión internacional de la empresa.

Omni espera llegar a siete países dentro de Centroamérica y el Caribe para finales de este año e inicios del 2021.

“En estos otros países no hay tanto desarrollo tecnológico como en Costa Rica, por lo que vemos que existen oportunidades para nosotros”, afirmó Aguilar.

La eventual llegada a otros mercados como la creación de nuevos servicios, le ha permitido al negocio ampliar su planilla.

Desde octubre pasado a la fecha, la organización ha contratado alrededor de 270 personas y en las próximos meses seguirán con las contrataciones.

En total tienen previsto reclutar a 2.500 personas.

Los puestos son principalmente para el desarrollo de software, así como promotores de la marca y servicio al cliente.

El nacimiento y crecimiento de Omni estuvo respaldado por compañía Grab de Singapur mediante fondos de inversión.

Grab se dedica al desarrollo de negocios similares y tiene un valor que supera los $30.000 millones.

Omni planea invertir $200 millones en los próximos dos años en Centroamérica y el Caribe; de los cuales, $35 millones se destinarán a Costa Rica durante el 2020.

“El tema del COVID-19 lo vemos como una gran oportunidad. Todo lo que está sucediendo demuestra la relevancia que tiene la tecnología, y nuestra convicción es que una plataforma como la nuestra es idónea para crecer y ofrecer múltiples servicios”, dijo Nayid.

El aprendizaje que les ha dejado el coronavirus a esta firma costarricense, es la necesidad de moverse en tiempos extremdamente cortos, generar empatía con los clientes e inclusive si es necesario retrasar ciertos proyectos y lanzar unos nuevos que estén más acordes con la realidad de las personas, se debe hacer.

Claves
¿Qué significó la crisis para Omni?
La pandemia les hizo ver una oportunidad y aprovecharla al instante. Entender que el consumidor cada vez más necesitará de tecnología, entonces es facilitarle los diferentes aspectos de su vida a través de plataformas ágiles y que nos les conlleve mucho tiempo utilizarlas.
¿Cuáles cambios tuvo que hacer la compañía?
A pesar de tener previsto el lanzamiento de un servicio financiero, Omni vio que no era el mejor momento para hacerlo, y en su lugar lanzó otro servicio que tenían pensado, pero no desarrollado, y agilizar sus tiempos para generar empatía con el usuario y ofrecerle entretenimiento.
Lecciones aprendidas por Omni
El cliente siempre tendrá prioridad y si es necesario cambiar los planes del negocio por ellos, se hace y rápido.
Ser creativos y ofrecer soluciones que se adapten a las nuevas necesidades que surgen en el mercado.
La tecnología tomará mucha mayor relevancia, por lo que ya no es una opción quedarse atrás en estos temas.