Por: Carlos Cordero Pérez.   21 junio
Los emprendedores deben tomar en cuenta que las generaciones jóvenes son proactivas, innovadoras y manejan a la perfección la tecnología. (Foto Luis Navarro / Archivo GN)
Los emprendedores deben tomar en cuenta que las generaciones jóvenes son proactivas, innovadoras y manejan a la perfección la tecnología. (Foto Luis Navarro / Archivo GN)

Contratar, entrenar, mantener contentos y que no se vaya el talento y los colaboradores de la empresa no es tarea sencilla ni fácil, menos en estos tiempos con las nuevas generaciones y las oportunidades en los sectores de tecnología y servicios.

“Tanto las generaciones mayores como las actuales, tienen en su forma de trabajar”, recordó James Hernández, cofundador y presidente de Trust Corporate, una firma consultora empresarial en finanzas, legales, contabilidad y organización.

Hernández aconsejó enfocarse y potenciar los puntos positivos. Asimismo, se debe buscar el cargo ideal para cada persona donde puedan demostrar todas sus competencias.

Los emprendedores deben tomar en cuenta que las generaciones jóvenes (los llamados Millennials) son proactivas, innovadoras y manejan a la perfección la tecnología, pero podrían llegar a ser inmaduras en algunos casos.

Las generaciones mayores, en cambio, tienen más experiencia, buscan estabilidad y son más maduros. Sin embargo, en muchas ocasiones se resisten al cambio y son menos dotados en temas de tecnología.

James Hernández aconsejó enfocarse y potenciar los puntos positivos. (Foto cortesía Trust Corp.)
James Hernández aconsejó enfocarse y potenciar los puntos positivos. (Foto cortesía Trust Corp.)

¿Cómo retener talento tan heterogéneo?

1. Entender

El emprendedor y el área de recursos humanos, si la tienen, deben comprender laboralmente a las distintas generaciones, sobre su forma de ser y de comportarse.

Las nuevas generaciones optan por una empresa y regatean los beneficios y condiciones que les brinden, incluyendo en el vestimenta.

Las anteriores aceptaban lo que se les ofreciera y también van cambiando al respecto aprendiendo de los jóvenes.

Con eso resuelto será más fácil determinar los cargos de la empresa donde es más conveniente incorporar a un talento joven o quizás a alguien con mayor experiencia laboral.

2. Comunicación

El emprendedor debe tener una buena comunicación, empatía y actitud para guiar, no para mandar. Actúe como líder, no como jefe.

Sea amable y sea un mentor, pues las nuevas generaciones aprenden y brindan apoyo de quien se preocupa por su crecimiento profesional.

Si perciben una actitud de autoritarismo, terror e incapacidad para involucrarse en el equipo se aburren y rechazan cualquier iniciativa.

3. Crecimiento

Más que aprender y crecer para buscar un ascenso, las nuevas generaciones tienen otros horizontes.

Desean dar el salto a una empresa tecnológicamente avanzada, con mayores beneficios, con posibilidades de teletrabajo, por ejemplo, y trabajar en otro país.

La mayoría quiere poner en práctica sus habilidades, obtener mayores responsabilidades y la oportunidad de proyectarse.

4. Reconocimiento

Las personas no solo buscan un salario. Quieren una remuneración acorde a su preparación, conocimiento y desempeño.

Y quieren especialmente que su trabajo sea valorado por sus superiores y pares, así como oportunidades para avanzar, aprender y desarrollarse.

Según estudio de Deloitte, un 49% de la generación Millennial dejaría su trabajo en los próximos dos años.

Las razones principales tienen que ver con la insatisfacción monetaria, las insuficientes oportunidades para avanzar y la falta de aprendizajes u oportunidades de desarrollo.

Las generaciones más adultas suelen enfocarse en la estabilidad laboral principalmente, dejando en segundo plano el reconocimiento monetario y de su trabajo.

5. Ambiente

El ambiente es clave para lograr que los colaboradores permanezcan en un lugar de trabajo. Hernández recalca que es importante que tanto las generaciones jóvenes como las más adultas aprendan a compartir y trabajar en conjunto.

Ellos pueden compartir tanto la experiencia laboral como las competencias tecnológicas.

“Si los colaboradores forman parte de un buen trabajo en equipo, donde hay tolerancia, respeto y colaboración es probable que ellos decidan permanecer por más tiempo en una compañía”, concluye Hernández.