Por: Joanna Nelson Ulloa.   11 diciembre, 2018

Ya casi finaliza este año e inicia el 2019, lo cual le brinda una oportunidad a su micro, pequeña o mediana empresa (mipyme) de ordenarse y empezar a manejar su dinero de forma más cuidadosa y responsable.

La elaboración de un presupuesto puede ayudarle a cumplir ese fin.

Ahora bien, ¿qué aspectos contiene un presupuesto?

En él debe proyectar ─con base en los datos de su negocio y sus ventas previas─ cuáles serán sus ingresos y egresos durante el próximo año.

No abuse de las líneas de crédito ni se sobreendeude. (Foto: Shutterstock).
No abuse de las líneas de crédito ni se sobreendeude. (Foto: Shutterstock).

German González, jefe de servicios cooperativos de Coopeservidores, subrayó que es necesario sentarse a valorar todo el negocio para realizar bien esa proyección.

“Hay que manejar muy bien el inventario, las cuentas por cobrar, que no haya gastos innecesarios sobre todo en épocas como las que estamos viviendo, que son un poquito convulsas, donde hay aumentos del tipo de cambio, donde hay aumento posiblemente de la inflación por causa de las tasas de interés”, advirtió.

En el caso de los gastos, se recomienda incluir aquellos que son fijos y variables. Dentro de ellos se encuentran los salarios de su personal, el alquiler, la compra de materia prima, el pago de servicios públicos, los impuestos, la seguridad social, el combustible, las pólizas, imprevistos, entre otros.

No omita nada para reflejar la realidad de su empresa.

Entre tanto, en los ingresos debe incluir el estimado de ventas de sus productos o servicios, donaciones (si recibe alguna), los montos por ser arrendador de algún espacio (si procede) y otro dinero adicional que entra a su negocio.

En cuanto al inventario, González aconsejó gestionarlo muy bien, pues aquel que no rota lo suficiente le frena a su negocio la posibilidad de generar efectivo para su operación diaria.

Por ello, sugirió no hacer pedidos de bienes sobre los que no tenga la seguridad de que podrá vender en un periodo razonable.

Analice bien qué cantidades necesita para satisfacer su demanda.

Además, dentro de los productos que vende, es fundamental que cada uno sea rentable por sí mismo, de modo que ninguno de ellos esté subsidiando a otro.

Examine si conviene dejar de vender algunos artículos que realmente no le están aportando ganancias.

Si tiene líneas de crédito, no abuse de ellas, úselas cuando sea estrictamente necesario. Húyale, dentro de lo posible, a las deudas.

En lo referente a las cuentas por cobrar, examine hasta dónde puede aumentar el plazo que le da a sus clientes para pagarle y sepa a quién puede venderle a crédito para evitarse problemas.

Recuerde que en el momento los clientes prometen cancelar a tiempo. Pero, luego, algunos se olvidan de su responsabilidad y es su empresa la que paga las consecuencias.

Es fundamental ejercer un control estricto sobre los gastos: minimice o elimine del todo aquellos que no le ayudarán a incrementar sus ventas.

Por otro lado, González recomendó diversificar los nichos de mercado y así tener mayores oportunidades de vender sus productos y servicios.