Por: Carlos Cordero Pérez.   2 enero
Las empresas pueden utilizar diferentes herramientas a través de servicios en la nube y con menores costos, incluso en versiones gratuitas en algunos casos. (Imagen archivo)
Las empresas pueden utilizar diferentes herramientas a través de servicios en la nube y con menores costos, incluso en versiones gratuitas en algunos casos. (Imagen archivo)

Las redes sociales pasaron de ser un canal de comunicación a un medio de ventas. Pero los negocios, empezando por los pequeños se deberá en el 2021 pensar en lo que realmente generará mayor valor a sus prospectos para destacar entre la gran cantidad de ofertas que existe actualmente en el mercado.

“Para este 2021 existen múltiples estrategias para que las empresas conozcan a sus clientes potenciales a profundidad y logren un verdadero acercamiento de ellos con su marca”, advirtió Luis Piedra, CEO de Innova Marketing Solutions.

Entre las estrategias que se han venido implementando están el mercadeo de contenidos y el Inbound Marketing, las cuales —según un estudio de la Invespcro— generan al 82% de los negocios que las utilizan retornos inversión positivos y ahorros importantes, pues los leads o interrelaciones obtenidas son 61% menos costosas que los derivados de campañas tradicionales.

El Inbound Marketing es una metodología que utiliza contenidos para que las empresas atraigan visitantes a su sitio web, interesarlos en sus productos y servicios, luego convertirlos en compradores potenciales y posteriormente consolidarlos como clientes satisfechos y felices.

Aquí se toma como base, los datos y cifras que indican el comportamiento de la audiencia para crear planes de acción comerciales efectivos y se apoya en una diversidad de recursos.

Entre esos recursos: el blogueo o publicaciones de recomendaciones y otros, llamadas a la acción (“compre”), página en el sitio web para convertir a prospectos en compradores (landing page), formularios, ofertas premium, videos, mercadeo mediante correos electrónicos (email marketing), redes sociales y publicidad digital (ads), entre otros.

Piedra recalcó que cualquier empresa mediana o grande debe empezar en este momento a implementar esta estrategia si quiere lograr un verdadero crecimiento, pero deberá considerar una serie de puntos claves.

El primer elemento importante es el entendimiento. Se debe tener una comprensión profunda de la audiencia objetivo y su comportamiento, para saber exactamente a quién están dirigiendo su mensaje, de qué manera hablarles, qué recursos útiles ofrecer y qué pasos seguir para lograr la conversión de visitantes a clientes.

Es muy importante que la estrategia tenga consistencia, pues las campañas deben ejecutarse de manera continua y analizada para que lleguen a dar los resultados planteados, pues los resultados no se obtienen si se comienza una campaña y luego se detiene.

“Los casos de mayor éxito mantienen una consistencia por años para obtener la reputación que se desea entre la comunidad digital”, insistió Piedra.

La calidad de los contenidos también es clave para lograr que los visitantes comiencen a ver a la marca como un referente, regresen al sitio web, descarguen los recursos, compartan las publicaciones y hagan referencia a los blogs de la empresa.

Una estrategia integral requiere de procesos entrelazados y que se complementen, como redacción de contenido, optimización, promoción, y relaciones públicas digitales, entre otros. Es importante que cada uno de estos aspectos sea supervisado y analizado.

Sumado a esto, se requiere de un set completo de herramientas que aseguren que el trabajo que se hace está siendo efectivo y va por el camino correcto.

Por ejemplo, selección de palabras claves, rendimiento en las redes sociales, planificación de email marketing, analíticas de tráfico web y plataformas como HubSpot, que ayudan a integrar todas estas iniciativas con sistemas de atención al cliente (CRM por sus siglas en inglés), mercadeo, ventas y atención a los clientes.

Este tipo de herramientas se pueden utilizar mediante servicios en la nube y con costos mínimos para las empresas. La empresa debe ir revisando paulatinamente cuáles le sirven en cada etapa.

Las estrategias deben ser lideradas en las empresas por un equipo de trabajo con suficiente experiencia, capacitado para diseñar y ejecutar cada parte del proceso. Las publicaciones en redes sociales y en otros canales digitales no se deben dejar a una persona porque es muy activo en sus cuentas.

Se requieren personas que conozcan las diferentes herramientas y recursos que hay en cada medio digital.