Por: Krisia Chacón Jiménez.   3 septiembre
Creative Drive es una agencia de comunicación y tecnología y cuyos dueños adquirieron la Universidad Creativa para crear una academia enfocada en las necesidades de los mercados digitales. Fotografía José Cordero
Creative Drive es una agencia de comunicación y tecnología y cuyos dueños adquirieron la Universidad Creativa para crear una academia enfocada en las necesidades de los mercados digitales. Fotografía José Cordero

Para las empresas tecnológicas existe una brecha entre lo que se enseña en las universidades y la demanda real del talento que necesitan en sus filas.

Formar a los profesionales puede tardar hasta siete años en los planes regulares de educación, tiempo que no pueden aguardar estas compañías.

Por esta razón las organizaciones deciden dar el paso para instaurar sus propias academias con las que pretenden actualizar a su fuerza laboral ya existente, así como atraer a nuevas personas para que se capaciten y eventualmente puedan ser absorbidos por la compañía.

Firmas como Sykes, Prodigious y Creative Drive, han creado sus propias estrategias de capacitación de personal para agilizar sus procesos de reclutamiento.

Agenda educativa

El dominio de ciertas tecnologías y procesos que hoy en día son relevantes para las compañías, no forman parte de los programas de estudios formales. Por esta razón es que se va creando cada día una mayor brecha entre la oferta y la demanda de profesionales.

Sykes es una compañía que el 14 de agosto anterior anunció que tenía 1.000 puestos vacantes, así como 1.950 cupos para su academia de inglés.

Esta transnacional busca a personas con conocimientos avanzados de inglés para áreas de tecnología y servicios financieros.

La empresa tiene claro que existen carencias de bilingüismo dentro de la oferta de trabajadores, por esta razón es que a través de su centro educativo quieren elevar los niveles del dominio del idioma anglosajón.

Para cada mes entre agosto y diciembre, la Academia Sykes dispondrá de 250 cupos para personas con un nivel de inglés entre 80% y 90%; 100 espacios mensuales para niveles entre 75% y 80%; y 40 cupos para quienes lo manejen entre 70% y 75%.

La aplicación para los cursos se puede realizar en el sitio web www.SYKEScostarica.com.

Entre los objetivos que Sykes espera cumplir con la operación de su academia están la sostenibilidad del negocio y el fortalecimiento de la industria, afirmó Alejandro Arciniegas, vicepresidente de operaciones y líder país de Sykes.

Sykes Academy tiene 1.950 cupos para personas interesadas en perfeccionar el manejo del idioma inglés. Foto: Alonso Tenorio.
Sykes Academy tiene 1.950 cupos para personas interesadas en perfeccionar el manejo del idioma inglés. Foto: Alonso Tenorio.

En esta misma línea se encuentra Prodigious, quien tiene como meta a corto plazo, arrancar con su propia academia para impartir automatización del control de calidad y desarrollo software –back-end– con énfasis en plataformas de contenido –CMS–.

También se impartirán temas como desarrollo en CMS específicos, front-end y mercadeo digital.

Las metodologías de enseñanza que utilizarán en la empresa será a través de programas de capacitación, charlas cortas y hackathons.

“Buscamos capacitar talento en el mercado bajo un esquema ganar - ganar”, afirmó José Manuel Ramírez, gerente de Recursos Humanos de Prodigious.

Los primeros programas serán gratuitos y abiertos al público con perfil en el área de desarrollo software y control de calidad.

La inversión en estos programas oscila entre los $5.000 a $15.000 por evento.

De momento la academia de Prodigious impartirá sus programas en las instalaciones de una academia en Barrio Dent en Montes de Oca, San José.

El itinerario de la empresa establece que en octubre se darán las primeras charlas y hackathon sobre automatización del control de calidad y en noviembre la capacitación back-end con CMS.

“El propósito del proyecto es facilitarle a los participantes conocimiento y herramientas que les ayuden a mantenerse actualizados como profesionale. La intención es que exista un pool de candidatos que satisfagan las necesidades de contratación tanto de Prodigious como de la industria en general”, agregó Ramírez.

Los programas se realizarán de forma constante con el fin de aumentar la comunidad de personas interesadas en tecnología a actualizar sus conocimientos y desarrollar nuevas habilidades.

El giro que le dio Creative Drive, una agencia de comunicación y tecnología, fue a través de los programas que se imparten en la Universidad Creativa.

El grupo de socios de esta compañía adquirieron el 100% del capital accionario de la universidad en setiembre del 2018.

La tecnología fue la incorporación más importante en el nuevo ciclo de la Universidad Creativa, no solo como herramienta de trabajo para los profesores y alumnos, sino también como contenido académico.

La idea de los líderes de Creative Drive es desarrollar una estrategia de formación académica que sea más cercana a la industria, debido a que ellos de primera mano conocen cuáles son los puntos de dolor a los que se enfrentan a la hora de realizar contrataciones.

Entre los planes de académicos que ofrece la universidad están el desarrollo front end/ back end, experiencia de usuario –UX Design–, diseño de interfaces –UI–, ciencia de datos, y mercadeo digital.

Creative Drive ve con buenos ojos tener un puente con los estudiantes que se están preparando en estas áreas para luego reclutar o bien hacer alianzas con otras compañías del sector para que el proceso de búsqueda de talento sea más rápido y eficaz.

Desde el centro educativo han tenido acercamientos con la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) para conocer de primera mano la carencia de las transnacionales en cuanto a la caza de talento para así incorporarlo en los planes académicos, explicó José María Calvo, director de tecnología de la Universidad Creativa.

“Hay una necesidad urgente en el país de poder acelerar el proceso de actualización de carreras y de la revisión de propuestas de carreras nuevas. Algunas universidades han tratado de modificar o introducir carreras nuevas y encuentran que el Consejo de Educación Superior (Conesup) y la Oficina de Planificación de la Educación Superior (OPES) no cuentan con recursos suficientes para brindar una respuesta ágil”, señaló Paul Fervoy, vicepresidente de la junta directiva de la Cámara Costarricense de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic).

El país requiere de la actualización y creación de nuevos planes de estudios, así como el fomento de carreras híbridas que combinen facultades de estudios diversos.

La necesidad es tanta que las mismas empresas están dispuestas a invertir en sus propios planes de capacitación para garantizar la continuación de sus operaciones con el equipo de trabajo que anhelan.