Por: Krisia Chacón Jiménez.   2 septiembre, 2017
 Los boletines permiten generar contenido de marca y que se distribuye de forma personalizada a los clientes. Esto facilita un mejor conocimiento de la audiencia.
Los boletines permiten generar contenido de marca y que se distribuye de forma personalizada a los clientes. Esto facilita un mejor conocimiento de la audiencia.

No desconfíe del potencial que tienen los conocidos boletines o newsletters en el mercadeo digital, se trata de una herramienta que no pierde su atractivo.

Sus características radican en la apertura que existe para crear una comunidad al difundir contenido propio que le puede interesar tanto a sus clientes internos como externos.

Esta herramienta es de gran utilidad y sigue atrapando a las audiencias, ya que según la plataforma de datos Statista, para el 2019, habrá más de 2.000 millones de suscripciones a boletines.

Con la creación de boletines se pueden generar contenidos exclusivos que fomenten una conexión directa y personalizada con las comunidades de las marcas.

Para tomar los boletines como herramienta de mercadeo, las empresas tienen dos retos primordiales: la creación de contenido valioso y elegir las vías de difusión adecuadas.

Conéctese con su comunidad

Aunque los boletines son una carta ya conocida por muchas marcas, hay que tener presente que existe una evolución importante con el uso de esta herramienta.

Se trata de una forma que tienen las marcas para crear contenido informativo y que puede ser de interés para los suscriptores.

Charo Henríquez, consultora de medios digitales en Nueva York, Estados Unidos, explicó durante el evento de Red 506 de EF, que los boletines son una tendencia digital porque están alineados a la necesidad de crear comunidades en Internet.

Además, al contar con una base de datos detallada del público, las empresas pueden conocer los perfiles y estos eventualmente podrían ser alineados a estrategias de e-commerce .

Otra ventaja es que, cuando se conoce a la audiencia, simplemente se le hace llegar la información, sin tener que esperar a que sean los clientes quienes busquen la marca.

La lógica de los boletines es tener a un público identificado para hacerle llegar la información de forma más personalizada, y al contar con los correos electrónicos, por ejemplo, las empresas pueden trabajar sobre su propia base de datos.

Según José María Calvo, chief innovation officer de Double Digit, lo primero que se debe definir al crear una estrategia que tome en cuenta los boletines, es identificar el público meta.

Al entender quienes serán la motivación de la marca, se obtiene mayor claridad del tipo de contenido que se tiene que crear, así como las historias con las que se identificarán.

“La clave del éxito no depende de la herramienta, sino de la calidad del contenido que estamos ofreciendo”, añadió Calvo.

Asegúrese de que su contenido cuente con relevancia, actualidad, que resuelva una necesidad y que sea emocional para que genere enganche.

Roylin Castrillo, advisory supervisor de digital y analítica de PwC, coincide en que el contenido es fundamental porque al final este determinará la conexión que se genere con la marca.

“Identifique la audiencia a quienes van dirigidos los boletines y cuáles son sus intereses, solo así podremos generar contenido que capture su atención y que nos brinde un retorno de inversión”, aseguró Castrillo.

La comunidad está compuesta por personas que desean mejorar su calidad de vida, aprender e incluso hacer dinero, y cuando una empresa aporta valor en ese sentido, estas personas van a comentar el contenido, lo van a compartir y a través de estas interacciones la comunidad crece.

Obtener alcance

Otro factor determinante es el canal de difusión que se utilizará para viralizar el contenido.

La estrategia ya conocida es el correo electrónico.

Lo bueno de esta práctica es que ya se tiene una lista conformada de contactos a quienes eventualmente les podría interesar la información. A estos correos se les agrega vínculos y demás elementos que sean relevantes para el público, sin embargo, el espacio de retroalimentación se limita.

Es diferente de lo que sucede con las redes sociales, donde la interacción es mucho mayor.

Para ganar espacio en redes como Facebook, LinkedIn o Twitter es importante que al publicar su boletín, invierta en pauta y si tiene un blog o sitio web, haga referencia a ellos.

Analice las facilidades que le brindan las diferentes plataformas de difusión, pregúntese si puede incluir contenido interactivo, videos o referenciar otros documentos.

Los boletines pueden ser internos y externos, lo importante es que defina la comunicación que quiere generar con sus colaboradores y clientes. Dese a conocer a través de contenido creativo.

Opciones de difusión de contenido

Muestre su contenido: Una de las formas más efectivas para difundir sus boletines es publicarlo en un blog o en un sitio web, así las personas podrán hacer consultar directas e incluso ir a publicaciones anteriores.

Redes sociales: Haga menciones en Facebook e invierta en pauta para aumentar los niveles de difusión. Además, use otros canales que puedan ser relevantes para sus diferentes tipos de audiencias como LinkedIn y Twitter.

Suscriba: Incluya formularios de suscripción, de esta forma las personas podrán recibir automáticamente su contenido. También tome en cuenta usar una buena herramienta para el envío de correos.

Fuente José M. Calvo, Double Digit.