Por: Carlos Cordero Pérez.   13 diciembre, 2018
La industria y el Micitt han insistido en que Sutel debe cumplir con el principio de servicio al costo. Las autoridades de la Superintedencia afirman que lo hacen y que realizan esfuerzos para disminuir el superávit. (Foto: Diana Méndez / Archivo).
La industria y el Micitt han insistido en que Sutel debe cumplir con el principio de servicio al costo. Las autoridades de la Superintedencia afirman que lo hacen y que realizan esfuerzos para disminuir el superávit. (Foto: Diana Méndez / Archivo).

El presupuesto de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) para el 2019 crecería levemente respecto del presente año, pero todavía arrastra superávits de años anteriores que en el sector son atribuidos a malos cálculos e ineficiencias en la ejecución de la entidad.

El plan de gastos programados para el próximo año, en estudio por la Contraloría General de la República, es de ¢26.818 millones.

Con estos recursos, la Sutel contempla desarrollar unos 25 proyectos, que incluyen una licitación de frecuencias de banda angosta, campañas orientadas a los usuarios para que aprovechen herramientas disponibles y para la gestión del espectro.

Otros proyectos del portafolio son un índice de precios de los servicios de telecomunicaciones, mejorar el registro de prepago, medir la calidad de los servicios y actualizar el reglamento de acceso e interconexión de redes de telecomunicaciones.

La agenda también propone un estudio del espectro radioeléctrico para recomendar al Poder Ejecutivo la actualización del Plan Nacional de Atribución de Frecuencias.

Las principales partidas cubiertas por este presupuesto incluyen: remuneraciones, servicios, materiales y suministros, bienes duraderos y transferencias.

Si la Contraloría lo aprueba, el presupuesto del 2019 sería 1% mayor en relación con los recursos aprobados en el 2018, sin considerar el presupuesto extraordinario que se aprueba a mitad de año.

Comparado al asignado en el 2014, el aumento es del 12% sin considerar inflación.

Los recursos de la Sutel provienen de la contribución parafiscal al Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) así como los cánones de espectro y de regulación.

Los recursos de Fonatel, más de ¢15.356 millones para este 2019, por ley se originan en las concesiones de espectro, las multas a operadores y la contribución parafiscal calculada sobre los ingresos brutos de los operadores.

Del canon de espectro radioeléctrico, que pagan cada año los concesionarios de frecuencias, también vendrán más de ¢2.807 millones para el próximo año.

La tercera fuente es el canon de regulación, el cual sumará en el 2019 más de ¢8.655 millones que pagan los operadores de redes y los proveedores de servicios de telecomunicaciones.

El canon de regulación asciende a ¢185 millones de rentas financieras (intereses que nacen de las inversiones realizadas) y otros ¢5.246 millones que finalmente la Contraloría autorizó que le cobre a los operadores.

“La distribución del monto a cobrar por concepto de canon de regulación entre los diferentes operadores es responsabilidad de esa superintendencia”, explicó Marcela Aragón, gerenta área de fiscalización de infraestructura y telecomunicaciones de la Contraloría.

Para el total de los ¢8.655 millones del canon de regulación hay que agregar ¢3.223 millones de superávit que se arrastra del 2017 y otros ¢263 millones que es el monto del superávit estimado que quedaría en el 2018.

Entre los proyectos de Sutel se encuentran levantar un índice de precios de los servicios de telecomunicaciones, mejorar el registro de prepago y medir la calidad de los servicios. (Foto: Archivo GN).
Entre los proyectos de Sutel se encuentran levantar un índice de precios de los servicios de telecomunicaciones, mejorar el registro de prepago y medir la calidad de los servicios. (Foto: Archivo GN).
¿Avance o estancamiento?

El monto del superávit reportado es el principal cuestionamiento a los planes de gastos de la Sutel desde hace varios años.

Lejos de mostrar una ejecución eficiente, el sobrante de recursos cada 12 meses es signo de proyectos ejecutados a medias o que no se implementan completamente.

De acuerdo con datos de la Sutel, el superávit del 2017 fue superior al reportado en el 2016 (¢1.346 millones) y el 2015 (¢477 millones).

El que Sutel estima para este 2018 sería inferior a todos ellos. La institución dice que este menor monto es producto de “un esfuerzo adicional” que realiza para reducirlo.

La entidad tenía la obligación en este último trimestre a aumentar la capacidad de ejecución de los proyectos, pues al 30 de setiembre pasado –según sus estados financieros– presentaba un superávit presupuestario de ¢7.594 millones.

¢7.594 millones es el superávit presupuestario al 30 de setiembre de 2018, según estados financieros de Sutel.

La Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom) insiste desde hace años que la Sutel debe ajustar el presupuesto al principio del servicio al costo.

El gremio también ha insistido en que los proyectos de la Superintendencia deben ser los necesarios para la mejora continua de la industria de telecomunicaciones y de los servicios recibido por los usuarios.

La Cámara reconoce esfuerzos y avances, pero no tiene ninguna ilusión de que se logre resolver pronto.

“Tardaremos algún tiempo en ver resultados concretos”, advirtió Eduardo Palacios, directivo de Infocom. “No es razonable que año con año haya superávits que vienen motivados por proyectos que se subejecutan o no se llegan a ejecutar del todo”.

En detalle
Desglose de presupuesto según principales partidas:
Remuneraciones: ¢5.207 millones
Servicios: ¢6.410 millones
Materiales y suministros: ¢27 millones
Bienes duraderos: ¢551 millones
Transferencias corrientes: ¢284 millones
Transferencias de capital: ¢14.336 millones
Total: ¢26.818 millones
Fuente: Sutel

Precisamente en agosto anterior la Contraloría ordenó un ajuste a la baja del monto de canon de regulación para 2019 solicitado por Sutel.

El Viceministerio de Telecomunicaciones, como rector del sector, y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) habían cuestionado si la propuesta se ajustaba al principio de servicio al costo.

También cuestionaron que no se contemplaba el superávit total acumulado por la Sutel y la metodología de cálculo de algunas subpartidas, entre otras cosas.

“El presupuesto se plantea conforme la metodología de costos definida para la Sutel, por recomendación de la Contraloría, que ha sido dada por cumplida”, respondió Hannia Vega, presidenta del consejo directivo de la Superintendencia.

Finalmente el canon de regulación aprobado en la Contraloría para el 2019 es de un monto 3,3% inferior al presentado por Sutel y 24% menor al del 2018.

Según Infocom, ese ajuste a la baja se realizó considerando la ejecución real del año anterior y reconociendo un incremento del 4% por el costo de la vida.

“No podemos afirmar que se haya basado en el análisis de costos debido a que la Contraloría improbó subpartidas presupuestarias relativas en su mayoría a costos comunes, entre ellas las de mayor peso, como capacitación y remuneraciones”, dijo Palacios, de Infocom.

En términos generales, los recursos de la Sutel para este año que termina habían crecido por diferentes razones.

Por un lado, la Contraloría había aprobado un canon de regulación más alto en 2018. Los recursos fueron casi 9% más altos que en el 2017.

Por otro, desde enero a setiembre anterior la Superintendencia realizó una mejor recaudación del canon de espectro, al punto que llevaba el 98% del monto total a cobrar.

En el caso de la contribución especial parafiscal a Fonatel también se registra un incremento producto del crecimiento del mercado de telecomunicaciones, que hasta el 2017 ascendía a ¢807.296 millones.

En el 2013 el ingreso total del sector era de ¢576.742 millones.