Economía y Política

Rodrigo Chaves revisará acuerdo con el FMI y reforma al empleo público

Presidente electo dijo que dará a conocer primeros miembros del gabinete la próxima semana y se mostró en contra de la reducción de ¢100 en el impuesto a los combustibles

En su primera conferencia como presidente electo de Costa Rica, Rodrigo Chaves anunció su intención de revisar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) al que llegó el gobierno en curso, pues considera que el paquete actual es “poco ambicioso”.

Acompañado por sus vicepresidentes Stephan Brunner y Mary Munive, además de la excandidata del partido Unidos Podemos, Natalia Díaz, quien es la encargada de la transición, Chaves se refirió a este y otros temas.

“Con el Fondo vamos a mantener los objetivos. Queremos revisar el paquete y negociar para arriba”, aseguró Chaves, quien agregó que continuará con el acuerdo por ser un instrumento para dar confianza y no exclusivamente por el monto del mismo.

El programa ampliado de Costa Rica con el FMI fue aprobado el 1.° de marzo del 2021 para un plazo de tres años por un total de cerca de $1.778 millones. Ya se han hecho dos desembolsos: uno el 30 de julio del 2021 por $293 millones y otro el 29 de marzo de este año por $284 millones.

En entrevista con EF antes de la primera ronda, el futuro mandatario reconoció la necesidad de un acuerdo entre Costa Rica y el FMI “para evitar que haya una fuga de capitales y un golpe fuerte a las tasas de interés y al tipo de cambio”. Sin embargo, consideró que el contenido específico del actual acuerdo es “inadecuado” y afirmó que seguirá en la conversación con esa entidad pero bajo un programa nuevo, enfocado en quitar exenciones fiscales.

Además, Chaves también manifestó que propondrá una revisión con sectores sobre la Ley Marco de Empleo Público (21.336), aprobada en la Asamblea Legislativa el 7 de marzo.

Chaves también se refirió en repetidas ocasiones sobre su futuro gabinete, ante consultas de los medios de comunicación presentes en la conferencia.

El presidente electo afirmó que ya tiene algunos jerarcas definidos, pero evitó precisar nombres o ministerios. Lo que sí anunció es que Natalia Díaz será ministra y que sus dos vicepresidentes coordinarán el consejo económico y social.

Chaves dijo que está conformando un panel de cinco personas para entrevistar a potenciales ministros y jerarcas, y que también consultará a expertos internacionales sobre los requisitos de idoneidad.

Descartó que la diputada electa Pilar Cisneros, rostro más conocido de la futura fracción legislativa, vaya a tener un puesto en el gabinete, e incluir figuras de gobiernos anteriores.

La próxima semana el Presidente electo anunciará un primer paquete de nombres de ministros coordinadores y puestos clave.

Asimismo, esquivó dar detalles sobre el rol que jugará su esposa, Signe Zeicate, también economista y originaria de Letonia, pues aún es un tema pendiente de finiquitar.

Otro eje que tocó Chaves fue política exterior, especialmente en torno a Nicaragua y China.

Sobre la nación vecina, aseguró que no quiere relaciones “a medias” y expresó que su inclinación es nombrar un embajador en ese país, algo que los últimos gobiernos han evitado hacer por considerar ilegítimo el gobierno de Daniel Ortega.

“Yo quisiera establecer relaciones de respeto y claras con todos los vecinos”, dijo Chaves y agregó que eso “incluye todos los gobiernos legítimos”.

No obstante, declaró que lo consultará con la futura persona a cargo de la Cancillería y no descartó romper relaciones si no se logra nombrar un representante.

Acerca del gigante asiático, Chaves apuntó que ese país puede ser origen de turismo e inversiones. Abogó por flexibilizar la política de visas a ciudadanos chinos para facilitar los viajes y dijo que Costa Rica debería considerar y apostar más por la inversión china para proyectos como el canal seco o infraestructura portuaria y aeroportuaria.

En la Asamblea Legislativa está en curso una propuesta para reducir en ¢100 el impuesto único de los combustibles, como respuesta al alza en el costo pero la idea generó molestia en el Ministerio de Hacienda.

Chaves hizo eco de la opinión de Hacienda, cartera que administró durante seis meses en el actual gobierno, y pidió responsabilidad a los diputados. “Están cortando ingresos al Estado por ¢250.000 millones al año”, manifestó.

En caso de quedar aprobado antes del 8 de mayo, Chaves expresó que “sería un problema más que hay que arreglar porque habría que ver como balancear los libros fiscales”. No obstante, no mencionó una propuesta propia para reducir el costo de los combustibles.

Francisco Ruiz León

Francisco Ruiz León

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo por la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.