Gerencia

Cuatro formas de incrementar el desempeño de los colaboradores en su pyme durante este 2020

Las cargas laborales, el estrés y el ambiente afectan la productividad

Usted empezó el año con nuevos planes y pensando cómo asegurar el mejor desempeño de los empleados para alcanzar las metas de este 2020.

Según la firma Brother International Corporation el 76% de los gerentes y propietarios de las pequeñas empresas de América Latina consultados manifestaron su preferencia por invertir en aumentar la eficiencia de sus colaboradores, en lugar de aumentar las planillas.

La tecnología es una de las herramientas que se visualizan como claves, pero no es suficiente y hay otros factores que Usted también debe tomar en cuenta para que sus colaboradores aumenten la eficiencia y la productividad.

Equilibre cargas, genere bienestar

En las empresas hay que considerar algunos factores que impactan el ambiente y la productividad de los trabajadores, incluyendo equilibrar las cargas de trabajo.

El agotamiento laboral que resulta del estrés crónico en el lugar de trabajo incluye sensaciones de fatiga, sentimientos de negatividad del empleado sobre sus labores y eficiencia reducida en el trabajo.

Un entorno negativo es una posible causa para problemas frecuentes de salud mental, como la depresión y la ansiedad, lo que podría ocasionar una disminución en la productividad del lugar de trabajo.

Para evitar el agotamiento laboral cuando se intenta incrementar la productividad, es necesario generar un sentido de bienestar entre sus empleados.

El ambiente y el estilo gerencial es crítico especialmente con las nuevas generaciones porque les permite trabajar de forma más eficiente.

Recuerde que los millennials ya están incorporados al mundo laboral y los centennials lo están haciendo. Son aquellos que en este momento tienen menos de 40 años.

Más autonomía y confianza

Evite la microgestión y aumente la autonomía. Puede parecer contradictorio decir que la productividad en el lugar de trabajo mejorará con menos supervisión.

Muchos estudios y expertos confirman que los empleados se ponen nerviosos, estresados ​​y tienen un bajo desempeño por la presión constante de la microgestión de un jefe.

Un enfoque menos intervencionista da a los empleados la libertad de trabajar de forma autónoma en el estilo que prefieran y les da la responsabilidad de la gestión del tiempo y del equipo de personas, lo que aumenta la productividad.

Los empleados sentirán la confianza que la gerencia ha depositado en ellos, lo que conducirá a la mejora del ambiente laboral.

Los empresarios que están acostumbrados a la microgestión pueden tener problemas para hacer la transición a este modelo de "pensamiento más estratégico".

Confiar en la autogestión de sus empleados puede ser un gran cambio de la estructura actual de su oficina. Los resultados serán la mejor demostración de lo que debe hacerse.

Fomente el autocuidado

Desde mediados de los años 90’s, los informes de estrés laboral se han multiplicado en frecuencia, lo que ha llevado a un número mucho mayor de empleados a ausentarse del trabajo por enfermedad.

Es obvio que el ausentismo laboral debido a enfermedades relacionadas con el estrés conlleva a una menor productividad.

Es importante comprender que los empleados estresados ​​pueden tener un peor desempeño en el lugar de trabajo debido a la mala salud física o mental.

Cualquier gerente sabe que una cierta cantidad de estrés motiva a los empleados a trabajar duro.

Se debe encontrar un equilibrio entre la presión laboral y, al mismo tiempo, alentar a los empleados a cuidar su propio bienestar físico y mental.

Una gran forma de hacer esto incluye escuchar a los empleados, dar retroalimentación, ofrecer un trabajo significativo y definir claramente qué se considera un trabajo exitoso.

Valore el equilibrio entre la vida laboral y personal, incluyendo el descanso saludable, y fomente la relajación y el ejercicio.

Los empleados que son alentados en el lugar de trabajo a manejar el estrés se desempeñarán en niveles más altos y la cultura organizacional será más coherente.

Trabajo remoto

Cuando los empleados de ciertos puestos (especialmente administrativos o de ventas) tienen la flexibilidad de trabajar de forma remota, la productividad aumenta.

Los trabajadores trabajan más horas, toman menos licencias por enfermedad y están más comprometidos en el trabajo.

La capacidad de trabajar remotamente, especialmente desde casa, les permite reponer el trabajo en la noche o en un fin de semana.

Como gerente de empresa, debería poner a disposición de sus empleados el horario flexible y la posibilidad de trabajar remotamente de manera limitada o como una política de la compañía de acuerdo con las necesidades de sus empleados.

Según un estudio de la Universidad de Stanford, ubicada en California. permitir a los empleados trabajar desde su casa produce beneficios como ahorro de tiempo por traslados, mayor concentración y menor ausentismo por enfermedad.

Tome en cuenta que los empleados no quieren trabajar a distancia todos los días porque se sienten muy aislados de otros empleados y supervisores, por lo que el trabajo remoto es una opción para algunos empleados, al menos por unos días al mes.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".