Por: Manuel Avendaño Arce.   8 julio
¿Cómo le impacta el IVA a Jimmy, un fisioterapeuta que alquila casa y la utiliza para atender pacientes? Ilustración: Shutterstock.
¿Cómo le impacta el IVA a Jimmy, un fisioterapeuta que alquila casa y la utiliza para atender pacientes? Ilustración: Shutterstock.

¿Cómo le impacta el impuesto?

El caso de Jimmy tiene tres posibles escenarios:

Escenario 1

Jimmy alquila una casa que por la que paga menos de ¢669.300 cada mes, con ese monto el arrendamiento de la vivienda está exento del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Pero este fisioterapeuta, quien se encuentra debidamente colegiado, atiende pacientes en esa misma casa y cobra el 4% del IVA en los servicios que ofrece.

Bajo este supuesto,

no podría descontar el alquiler de su vivienda como un crédito fiscal en su declaración y pago del IVA de cada mes, porque el arrendamiento está exento y, por lo tanto, no se puede acreditar. Esto significa que tendrá que asumir el 4% del tributo que aplica a sus clientes.

Escenario 2

Jimmy le comunica al propietario de la casa (el arrendador) que planea utilizar un cuarto como consultorio para brindar terapia física a sus pacientes. Sin embargo, la cuota de alquiler de la vivienda es menor a ¢669.300 por mes.

El arrendador debe realizar un cálculo objetivo para determinar cuál es el porcentaje de la casa que se dedicará a la actividad comercial y cuál es el porcentaje que se utilizará con fines residenciales.

Por ejemplo, la casa que Jimmy alquila mide 100 metros cuadrados (m²), pero él solamente utilizará un cuarto de 20 m² para ofrecer fisioterapia, los 80 m² restantes se utilizarán como residencia normal. Esto obligaría al arrendador a cobrar el 13% del IVA sobre los 20 m² (20% del total de la cuota mensual) y exonerar del tributo los otros 80 m² (el 80% restante de la mensualidad).

A la hora de hacer la liquidación del impuesto, Jimmy solo podrá deducir un 4% del 13% que pagó por el alquiler del cuarto que usa para trabajar.

Escenario 3

Si Jimmy es un fisioterapeuta que no se encuentra inscrito ante el colegio profesional correspondiente, entonces tendrá que cobrar a sus clientes una tarifa del 13% por el impuesto. Si paga un alquiler residencial menor a ¢669.300, entonces no podrá descontar el pago del arrendamiento como crédito fiscal en su declaración y tendrá que soportar todo el tributo.

Sin embargo, si paga una cuota de arrendamiento mensual que supera los ¢669.300, entonces podrá descontar el 13% del IVA que pagó por el alquiler al 13% del impuesto que cobró a sus clientes.

¿Qué debe hacer para declarar y pagar?

Debe registrarse ante el Ministerio de Hacienda mediante la plataforma Administración Tributaria Virtual (ATV) y presentar la declaración del IVA con el formulario D-104.

Los contribuyentes están obligados a presentar la declaración y pagar el impuesto de forma mensual, durante los primeros 15 días del mes. En ese periodo se liquida el IVA correspondiente al mes anterior.

¿En qué otros casos aplica?

El caso de Jimmy aplica para fisioterapeutas, médicos, odontólogos y cualquier otro profesional que ofrezca consultas médicas o servicios de salud en su propia casa.

Fuente: Luis Chacón, socio de BLP especialista en impuestos.

LEA TAMBIÉN